Marilyn Carlson Nelson y Barbara Carlson Gage

Con una donación para la medicina individualizada, las hermanas ayudan a Mayo Clinic a acelerar los avances médicos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Barbara Carlson Gage abraza a su hermana Marilyn Carlson Nelson mientras están sentadas en un impecable sillón blanco y observan el entorno bullicioso. Las dos comparten una sonrisa, que se convierte en una risa entre dientes, luego en una carcajada total, un momento entre hermanas compartido exclusivamente entre ambas.

Las hermanas se encuentran cerca del pasillo elevado del hotel Radisson Blu Mall of America, la nueva y ostentosa propiedad de los Carlson que asombra a todos con sus espacios imaginativos. El renacimiento de la marca del hotel tiene grabado completamente el estilo de las hermanas, y hoy rebosa de tomas fotográficas y videos de las hermanas y una conferencia de la cadena Radisson que ha atraído a líderes de empresas de todas partes.

Barbara y Marilyn fueron criadas por dos de los hoteleros más exitosos de todos los tiempos: Curt y Arleen Carlson, una pareja que logró con éxito todo lo que se propuso. Iniciaron la empresa de estampillas Gold Bond Stamp Company, una empresa de fidelización de clientes, con un préstamo de 55 dólares durante la Gran Depresión. En 1960, compraron la décima parte de un hotel y lo convirtieron en la cadena Radisson. En 1975 compraron un pequeño grupo de restaurantes que ahora son TGI Fridays.

El gen inquieto

Los Carlson desarrollaron su negocio con confianza y trabajo incansable, lo que Curt llamaba su "gen inquieto". Transmitió ese gen a sus hijas. Por supuesto que las dos son una mezcla de sus padres, pero pueden ver claramente a quién se parece cada una: Marilyn heredó el cabello castaño y el afán por los negocios de su padre, mientras que Barbara heredó los bucles rubios y el toque bondadoso de su madre.

"En muchos sentidos Barbara tomó más como modelo a mi mamá, que era una guía fantástica", dice Marilyn. "Yo me sentaba en las rodillas de mi padre desde que era pequeña y escuchaba mientras él me hacía preguntas de negocios. Ni mi madre ni mi hermana estaban interesadas en eso, pero él captaba enormemente mi atención".

A medida que crecieron, Marilyn finalmente sucedió a su padre como directora ejecutiva de Carlson, y continuó convirtiendo el negocio en una corporación internacional. Barbara sucedió a su padre como presidente de Carlson Family Foundation, y enfocó la fundación en la educación y las cuestiones relacionadas con los jóvenes.

Ambas heredaron el impulso de sus padres de pensar más allá de sí mismos y la capacidad de lograr lo que se proponían.

"Mi padre, a diferencia de muchos emprendedores actualmente, hablaba de construir algo que durara. Su sueño era tener una organización multigeneracional. Quería que la familia mantuviera la compañía en funcionamiento y que la compañía mantuviera unida a la familia", cuenta Marilyn

Lleva un objetivo en tu bolsillo

Curt Carlson tenía el hábito de escribir sus objetivos y aferrarse al papel hasta que se cumplían.

"Siempre nos enseñó lo importante que era tener un objetivo. Él siempre llevaba un objetivo en su bolsillo", dice Barbara. "Nos enseñó lo importante que era establecer objetivos y evaluar esos objetivos según tus acciones.

"Creo que aprendí de mi padre lo importante que es ser optimista y entusiasta y trabajar duro. Todos tienen que trabajar duro, eso no es solo parte de ser un líder. A nosotras se nos ha inculcado una ética de trabajo, y nos gustaría transmitirla a la próxima generación".

Sus padres también les inculcaron el credo de la compañía que todavía recitan. También está publicado en los sitios web de su compañía y su fundación. "Hagas lo que hagas, hazlo con integridad. Vayas donde vayas, ve como líder. Sirvas a quien sirvas, hazlo con empatía. Siempre que sueñes, sueña con todo tu ser. Y nunca, nunca jamás te rindas".

Marilyn, que se desempeñó como presidente del Consejo de Fideicomisarios de Mayo Clinic durante cuatro años antes de retirarse en febrero de 2014, dice que el credo tranquilamente podría ser de Mayo. "Creo que ese credo realmente se ajusta a la misión de Mayo Clinic y a sus valores de bondad, de innovación y de centrarse en el paciente".

Generaciones pasadas, generaciones futuras

Cuatro generaciones de la familia Carlson han confiado su atención a Mayo Clinic. Y como la filosofía de su familia y el enfoque a la atención de Mayo Clinic están tan estrechamente vinculados, Carlson Family Foundation recientemente hizo una importante donación a Center for Individualized Medicine. La donación ayudará a Mayo a adaptar la atención a la conformación genética única de cada persona.

"Con esta donación, vamos a ver cómo la medicina individualizada afecta a tantos pacientes y personas", dice Barbara.

El esposo de Marilyn, Glen Nelson, es médico y ex vicepresidente de la empresa de dispositivos médicos Medtronic. Él dice que la donación, al apoyar a Center for Individualized Medicine de Mayo Clinic, tendrá el tipo de impacto directo que las fundaciones familiares de los Nelson y los Carlson quieren lograr.

"En el futuro, la medicina incorporará el uso de la información genética de una persona en el diseño de las recomendaciones del estilo de vida y las intervenciones médicas", afirma. "Tendremos la capacidad de manipular activamente el perfil genético de una persona y de reemplazar o modificar los genes, o hasta modificar las expresiones genéticas".

"Mayo Clinic tiene las herramientas y el entorno que permitirán que eso suceda más rápido y con mayor precisión. Por lo tanto, realmente contribuirá a la adopción de la medicina individualizada y proporcionará dirección para el resto de la comunidad médica, que a veces tarda en adoptar las nuevas maneras importantes de cuidar a los pacientes".

'Mi sueño es …'

Para honrar la generosidad de la familia, Mayo Clinic nombra la dirección de Center for Individualized Medicine (Centro para la Medicina Individualizada), actualmente dirigido por Gianrico Farrugia, M.D., en su honor.

"Cuando hablo con la señora Carlson Gage y la señora Carlson Nelson, me siento inspirado por su visión, su entendimiento y su afán por asegurarse de que la mayor cantidad posible de personas se beneficien de lo que Mayo Clinic puede ofrecer. Es un honor estar conectado con estas dos familias increíbles", dice el Dr. Farrugia. "Con nuestra asociación continua, Mayo Clinic seguirá aumentando su capacidad de incorporar lo último en investigación genómica a la atención de los pacientes y sus familias a través de Center for Individualized Medicine".

Marilyn y Barbara no están concentradas en el reconocimiento. Marilyn dice que ella y el Dr. Farrugia comparten el mismo objetivo: ayudar a la mayor cantidad posible de personas.

"Mi sueño es que dentro de 10 años todos los bebés tengan su genoma secuenciado y eso será un modelo para su modo de afrontar tratamientos y la vida", dice Marilyn. "Lo que me gusta es que Mayo tiene, por un lado, la bondad y, por el otro, el rigor de la ciencia. Mayo vincula al paciente y al médico con la pregunta '¿Qué te gustaría saber? Podemos ponerlo a tu disposición'. Mayo Clinic no decide por las personas. Decide con los pacientes cómo les gustaría que los traten".

Eso es algo que repercute en ambas hermanas, que han visto cómo el compromiso de Mayo con el paciente siempre se ha mantenido firme durante todas las generaciones de la atención de su familia.

"Somos algo así como personas biónicas gracias a Mayo", dice Marilyn. “Mayo es nuestro compañero para llevar adelante una vida saludable. No sé qué haríamos si Mayo no existiera”.

Tal para cual

De vuelta en Radisson Blu, mientras los fotógrafos, camarógrafos, entrevistadores y colegas de negocios compiten por su atención, cada hermana reflexiona sobre lo importante que es la otra. Hubiese sido casi imposible lograr sus sueños, y los de sus padres, sin el apoyo de la otra.

"Siempre me sentí agradecida de que fuésemos hermanas. Somos tan parecidas porque solamente somos nosotras dos y ambas valoramos enormemente la familia", dice Barbara. "Es una bendición poder participar en tantos proyectos, juntas".

Entre el bullicio del hotel, con agendas repletas, las dos se mueven conjuntamente sin problemas, en un momento Marilyn habla con un periodista mientras que Barbara posa para su foto, en otro momento Barbara es entrevistada mientras que Marilyn se sienta para el video. Cada una dice que no sabe qué haría sin la otra. Y simplemente les gusta que sea de esa manera.

May 09, 2014