¿Por qué la dieta con bajo contenido de fósforo es útil para tratar las enfermedades renales? ¿Qué alimentos contienen fósforo?

Answers from Rachael Majorowicz, R.D.N., L.D.

El calcio y el fósforo, que son minerales, ayudan a desarrollar huesos fuertes. Los riñones sanos ayudan a regular el nivel de fósforo en la sangre al eliminar el fósforo adicional. Si los riñones no te funcionan de forma correcta, a la larga puedes tener niveles altos de fósforo en la sangre (hiperfosfatemia). Un nivel alto de fósforo aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y en los huesos.

¿Qué cantidad de fósforo es demasiada?

Tus necesidades de fósforo pueden variar, según tu función renal. Para los adultos con una enfermedad renal, el límite, en general, es de 800 a 1000 miligramos (mg) de fósforo al día. Muchos adultos sanos comen casi el doble de esta cantidad.

Si tienes una enfermedad renal en estadio inicial o estás recibiendo diálisis, es probable que te recomienden limitar el consumo de fósforo. Casi todos los alimentos contienen algo de fósforo. Un dietista matriculado puede ayudarte a elegir alimentos con bajo contenido de fósforo.

Elige alimentos con bajo contenido de fósforo

La mejor manera de limitar el fósforo en la dieta es limitar los alimentos que tienen mucho fósforo, como los siguientes:

  • Fast food, y alimentos semipreparados y procesados, que pueden estar llenos de aditivos con fósforo
  • Bebidas que contengan fósforo (busca la palabra «fos» [en inglés, «phos»] en la lista de ingredientes)

A continuación, se incluye una lista parcial de alimentos con bajo contenido de fósforo como ayuda para identificar sustitutos de los alimentos que contienen más cantidad de fósforo. Si bien un alimento o una bebida pueden tener bajo contenido de fósforo, deberás vigilar el tamaño de las porciones y limitar la cantidad de porciones que comas o tomes cada día.

En lugar de estos alimentos con alto contenido de fósforo: Elige estos alimentos con bajo contenido de fósforo:
Leche, pudín, yogur, leche de soja, sustitutos no lácteos de la crema y leche de arroz enriquecida Leche de arroz no enriquecida
Queso procesados y pastas de queso untables Una pequeña cantidad de queso suizo o Brie
Quesos duros, requesón o ricota, queso crema sin grasa Queso crema común o con bajo contenido de grasa
Helado o yogur helado Sorbete, helados de agua o palitos de fruta congelada
Sopas elaboradas con ingredientes con alto contenido de fósforo (leche, guisantes deshidratados, frijoles, lentejas) Sopas elaboradas con ingredientes con bajo contenido de fósforo (caldos o sopas con otros ingredientes con menor cantidad de fósforo)
Granos integrales, que incluyen panes, galletas saladas, cereales, arroz y pastas integrales Pan blanco; galletas saladas, cereales, arroz y pastas comunes
Panes rápidos, galletas, pan de maíz, muffins, panqueques o waffles Pan o panecillos comunes, bagels o muffins ingleses
Frijoles deshidratados (partidos, carita), frijoles (negros, garbanzos, habas, rojos, pintos) o lentejas Guisantes, ejotes o judías amarillas
Carnes procesadas, como salchicha de Bolonia, jamón y hot dogs, y carne de vaca, ave o mariscos que incluya la palabra «fos» (en inglés, «phos») en los ingredientes Carne magra y 100 por ciento natural de res, cerdo, cordero, ave, mariscos u otros pescados que no incluya la palabra «fos» (en inglés, «phos») en los ingredientes
Vísceras, lucioperca americana, abadejo o sardinas Carne magra y 100 por ciento natural de res, cerdo, cordero, ave, mariscos u otros pescados que no incluya la palabra «fos» (en inglés, «phos») en los ingredientes
Frutos secos y semillas Palomitas de maíz o pretzels
Mantequilla de maní o de otros frutos secos Mermelada, jalea o miel
Chocolate, incluidas las bebidas con chocolate Caramelos masticables, caramelos duros, gomitas con forma de frutas o gomitas azucaradas
Bebidas cola y refrescos tipo Dr. Pepper, algunas aguas saborizadas, tés en botella, algunas bebidas combinadas (cualquiera que incluya la palabra «fos» [en inglés, «phos»] en los ingredientes) Refresco de lima-limón, ginger ale, refresco de raíces, agua común o algunas bebidas combinadas (cualquiera que incluya la palabra «fos» [en inglés, «phos»] en los ingredientes)

Verifica con cuidado las etiquetas de los alimentos

Decenas de aditivos contienen fósforo. Busca cualquier ingrediente que incluya «fos» [en inglés, «phos»] en el término. Estos son algunos ejemplos:

  • Fosfato de calcio
  • Fosfato disódico
  • Ácido fosfórico
  • Fosfato monopotásico
  • Pirofosfato ácido de sodio
  • Tripolifosfato de sodio

Los fabricantes pueden agregar fósforo al procesar los alimentos para espesarlos, mejorar el sabor, evitar el cambio de color o conservarlos. Verifica los ingredientes en las etiquetas de los alimentos para ver si se ha agregado fósforo. Si es así, intenta elegir un alimento similar que no contenga estos aditivos o en cuya etiqueta la palabra «fos» aparezca cerca del final en la lista de los ingredientes.

Los fabricantes de alimentos no tienen la obligación de incluir la cantidad de fósforo en las etiquetas. Ten en cuenta que las comidas de tipo fast food o semipreparadas tienen grandes cantidades de fósforo.

Busca ayuda profesional

Si deseas recibir ayuda para crear un plan de comidas que cumpla con tus necesidades, consulta a un dietista matriculado. El dietista puede asegurarse de que recibas la nutrición suficiente mientras sigues las recomendaciones del médico.

Debido a que es difícil reducir el fósforo en la dieta, el médico puede recomendar un medicamento quelante del fosfato como ayuda para controlar la cantidad de fósforo que el cuerpo absorbe de los alimentos.

With

Rachael Majorowicz, R.D.N., L.D.

Feb. 23, 2016 See more Expert Answers