Lesión en la columna vertebral: primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si sospechas que la persona afectada puede tener una lesión en la espalda o en el cuello (columna vertebral), no la muevas: podrías causar una parálisis permanente u otras complicaciones graves. Puedes presuponer que alguien tiene una lesión en la columna vertebral si:

  • Presenta evidencia de lesión en la cabeza con un cambio constante del nivel de conciencia
  • Se queja de dolor intenso en el cuello o en la espalda
  • No mueve el cuello
  • Ha sufrido una lesión por un impacto muy intenso en la espalda o la cabeza
  • Se queja de debilidad, entumecimiento o parálisis, o no puede controlar las extremidades o los esfínteres
  • El cuello o la espalda están torcidos o en una posición extraña
  • Busca ayuda. Llama al 911 o a un servicio de atención médica de urgencia.
  • Mantén a la persona inmóvil. Coloca toallas pesadas en ambos lados del cuello y sostén la cabeza y el cuello para impedir el movimiento.
  • Modifica la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP). Si la persona no muestra signos de circulación (respiración, tos o movimiento), comienza a realizar RCP, pero no le inclines la cabeza hacia atrás para abrir las vías respiratorias. Usa los dedos para agarrar suavemente la mandíbula y elevarla hacia adelante. Si la persona no tiene pulso, comienza a realizarle compresiones en el pecho.
  • Déjale el casco puesto. Si la persona tiene casco, no se lo quites.
  • No la gires solo. Si debes girar a la persona porque está vomitando, ahogándose con sangre o en peligro de sufrir más lesiones, necesitas contar como mínimo con una persona más. Con una persona situada del lado de la cabeza y la otra al costado de la persona lesionada, procuren mantener la cabeza, el cuello y la espalda alineados mientras giran la persona lesionada hacia un lado.
March 02, 2016