Dolor de pecho: Primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las causas del dolor de pecho pueden variar, desde problemas menores, como una indigestión o estrés, hasta emergencias médicas serias, como un ataque cardiaco o una embolia pulmonar. La causa específica del dolor de pecho puede ser difícil de interpretar.

Encontrar la fuente del dolor de pecho puede ser un desafío, especialmente si nunca has tenido síntomas previos. Incluso los doctores pueden tener dificultades para decidir si el dolor de pecho es un signo de un ataque cardiaco o de algo menos serio como una indigestión.

Si presentas dolor de pecho inexplicable que dure más de algunos minutos, es mejor buscar atención médica de emergencia que tratar y diagnosticar la causa tú mismo.

Como ocurre con cualquier otro dolor inexplicable y repentino, el dolor de pecho puede ser una señal para que busques ayuda médica. Utiliza la siguiente información para ayudar a determinar si el dolor de pecho es una emergencia médica.

Ataque cardiaco

Un ataque al corazón ocurre cuando se obstruye una arteria que proporciona oxígeno al músculo cardiaco. Un ataque al corazón puede causar dolor de pecho durante 15 minutos o más, pero también puede presentarse en silencio y sin producir signos o síntomas.

Mucha gente que experimenta ataques al corazón presenta signos de alerta horas, días o semanas antes. Los signos de alerta más tempranos de un ataque pueden ser episodios continuos de dolor en el pecho que inician cuando realizas alguna actividad física y que se alivian cuando descansas.

Una persona que presente un ataque al corazón puede experimentar ninguno, alguno o todos los siguientes síntomas:

  • Presión incómoda, sensación de plenitud o dolor opresivoen el centro del pecho durante más de unos pocos minutos
  • Dolor que se extiende a los hombros, cuello, mandíbula o brazos
  • Mareos, desvanecimiento, sudoración, náusea o dificultad para respirar

Si tú o alguien más parece estar teniendo un ataque al corazón:

  • Llama al 911, al número de emergencias de tu localidad, o a la asistencia médica de emergencia. No aguantes los síntomas de un ataque al corazón por más de cinco minutos. Si no tienes acceso a servicios médicos de emergencia, pídele a un vecino o a un amigo que te lleve al hospital más cercano. Conduce tú mismo sólo como último recurso y toma en cuena que conducir te pone a ti y a otros en riesgo si tu condición empeora de manera repentina.
  • Mastica una aspirina de concentración regular. La aspirina reduce la coagulación de la sangre, por lo que puede ayudar a que el flujo sanguíneo pase a través de la arteria estrecha que ha causado un ataque al corazón. Sin embargo, no tomes aspirina si eres alérgico a ella, si presentas problemas de sangrado, si tomas algún otro medicamento anticoagulante o si tu doctor previamente te indicó no hacerlo.
  • Toma nitroglicerina, si tienes receta. Si piensas que estás teniendo un ataque al corazón y tu médico previamente te prescribió nitroglicerina, tómala siguiendo las indicaciones. No ingieras la nitroglicerina de alguien más.
  • Comienza la RCP en la persona que presenta un ataque al corazón, si se indica. Si la persona que presenta el ataque al corazón se encuentra inconsciente, el operador telefónico del 911 u otro especialista médico de emergencia pueden asesorarte para iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP). Si no has recibido capacitación de RCP, los médicos recomiendan omitir la respiración artificial boca a boca y sólo llevar a cabo compresiones de pecho (alrededor de 100 por minuto). El operador telefónico puede indicarte los procedimientos propios hasta que llegue la ayuda.
  • Si está disponible un desfibrilador externo automático (DEA) y la persona está inconsciente, inicia con la RCP mientras que el dispositivo se configura. Fija el dispositivo y sigue las instrucciones proporcionadas por el DEA después de evaluar el estado de la persona.

Angina de pecho

La angina de pecho es un dolor o malestar en el pecho causado por la reducción del flujo sanguíneo al músculo del corazón. Habitualmente, el término "angina de pecho" se utiliza cuando te han diagnosticado enfermedad cardiaca relacionada con la aterosclerosis. La angina de pecho puede ser estable o inestable:

  • Angina de pecho estable — persistente, dolor de pecho constante que suele ocurrir con el esfuerzo y es relativamente predecible.
  • Angina de pecho inestable — nuevo dolor de pecho repentino o cambio en el patrón de la angina estable previa, que puede ser señal de un inminente ataque al corazón

La angina de pecho es relativamente común, pero puede ser difícil distinguir de otros tipos de dolor de pecho, como el dolor o las molestias por indigestión.

Si presentas angina de pecho con cualquiera de los siguientes signos o síntomas, puede indicar un trastorno más serio, como un ataque al corazón:

  • Dolor en los brazos, cuello, mandíbula, hombros o espalda acompañado de dolor de pecho
  • Náusea
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Ansiedad
  • Sudoración
  • Vértigo

La gravedad, duración y el tipo de angina de pecho pueden variar. Si tienes dolor de pecho nuevo o cambiante, estos síntomas nuevos o diferentes pueden indicar una forma de angina de pecho más peligrosa (angina de pecho inestable) o un ataque al corazón. Si la angina de pecho empeora o cambia, busca atención médica inmediatamente.

Embolia pulmonar

La embolia pulmonar ocurre cuando un coágulo — por lo general de las venas de la pierna o la pelvis — se aloja en una arteria pulmonar. El tejido del pulmón que es cubierto por la arteria no recibe suficiente flujo sanguíneo, causando la muerte del tejido. Esto hace que sea más difícil para los pulmones proporcionar oxígeno al resto del cuerpo.

Los signos y síntomas de embolia pulmonar pueden incluir:

  • Dolor de pecho agudo repentino, generalmente acompañado por dificultad para respirar
  • Repentina e inexplicable falta de aliento, incluso sin dolor
  • Tos que puede producir esputo con sangre
  • Latidos del corazón acelerados asociados con dificultad para respirar
  • Desvanecimiento
  • Ansiedad importante
  • Sudoración inexplicable

La embolia pulmonar puede ser mortal. Al igual que con la sospecha de un ataque cardiaco, llama de inmediato al 911, al número de emergencias de tu localidad. o a la asistencia médica de emergencia .

Disección de la aorta

Una disección de la aorta es un trastorno serio en el que se desarrolla un desgarro en la capa interior de la aorta, el vaso sanguíneo más grande que se ramifica fuera del corazón. La sangre sale a través de este desgarro a la capa media de la aorta, causando que las capas media e interior se separen (disección). Por lo general, si el canal repleto de sangre se rompe a través de la pared externa de la aorta, la disección aórtica es fatal.

Los signos y síntomas típicos incluyen:

  • Dolor de pecho importante y repentino o dolor en la parte superior de la espalda, a menudo se describe como un desgarro, rasgón o sensación de rotura, que se extiende al cuello o a la parte baja de la espalda
  • Pérdida de conciencia (desmayo)
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad repentina para hablar, pérdida de la visión, debilidad o parálisis de un lado del cuerpo, como si tuviera un accidente cerebrovascular
  • Sudoración
  • Pulso débil en un brazo en comparación con el otro

Si estás experimentando cualquiera de estos signos o síntomas, podrían ser causados por una disección aórtica o algún otro trastorno serio. Busca asistencia médica de emergencia inmediatamente.

Neumonía con pleuresía

Los signos y síntomas frecuentes de neumonía son dolor de pecho acompañado de escalofríos, fiebre y tos que puede producir sangrado o cantidades de esputo fétido. Cuando la neumonía se presenta con inflamación de las membranas que rodean el pulmón (pleura), es posible que tengas molestias importantes en el pecho al respirar y toser. Este trastorno se llama pleuresía.

Uno de sus signos suele ser que el dolor se alivia temporalmente al retener el aire o al ejercer presión sobre el área dolorida de tu pecho que duele. Esto no suele ocurrir en un ataque al corazón. Si recientemente te han diagnosticado neumonía y comienzas a presentar síntomas de pleuresía, consulta a tu médico o busca atención médica inmediata para determinar la causa de tu dolor de pecho. La pleuresía sola no es una emergencia médica, pero no debes realizar el diagnostico por ti mismo.Dolor de la pared torácica

Una de las variedades inofensivas más comunes de dolor de pecho es el dolor de la pared torácica. Un tipo de dolor de la pared torácica es la costocondritis. Ésta causa dolor y sensibilidad alrededor y en el cartílago que conecta las costillas con el hueso del pecho (esternón).

Con la costocondritis, presionar en algunos puntos a lo largo del borde del esternón a menudo provoca gran sensibilidad en esas pequeñas áreas. Si la presión de un dedo genera dolor de pecho similar, es poco probable que una situación seria, como un ataque al corazón, sea la causa del dolor de pecho.

Otras causas del dolor de pecho incluyen:

  • Músculos pectorales tensos por sobreutilización o tos excesiva
  • Moretones en el músculo pectoral por herida leve
  • A corto plazo, ansiedad repentina con respiración rápida
  • Enfermedad por úlcera péptica
  • Dolor del tracto digestivo, como reflujo esofágico, dolor de úlcera péptica o dolor de la vesícula biliar que puede sentirse de forma parecida a los síntomas de ataque al corazón
  • Pericarditis
Jan. 27, 2015