Anafilaxia: primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

Una reacción alérgica que pone en peligro la vida (anafilaxia) puede causar un choque, un descenso repentino de la presión arterial y problemas para respirar. En las personas que tienen alergia, la anafilaxia puede ocurrir minutos después de la exposición a una sustancia específica que causa la alergia (alérgeno). En algunos casos, la reacción puede retrasarse o la anafilaxia puede ocurrir sin ningún detonante evidente.

  • Llama de inmediato al 911 o al número local de emergencias médicas.
  • Pregúntale a la persona si lleva consigo un autoinyector de epinefrina (EpiPen, Auvi-Q u otros) para tratar ataques de alergia.
  • Si la persona dice que necesita usar un autoinyector, pregúntale si debes ayudarla a inyectarse el medicamento. Por lo general, esto se hace presionando el autoinyector sobre el muslo de la persona.
  • Pídele a la persona que se acueste boca arriba y se quede quieta.
  • Afloja la ropa ajustada y tapa a la persona con una manta. No le des nada para beber.
  • Si vomita o sangra por la boca, coloca a la persona de lado para evitar que se ahogue.
  • Si no hay signos de que esté respirando o tosiendo y no se mueve, comienza a realizar RCP. Realiza presiones continuas en el pecho (aproximadamente 100 por minuto) hasta que lleguen los socorristas.
  • Obtén tratamiento de urgencia aunque los síntomas empiecen a mejorar. Después de la anafilaxia, es posible que los síntomas vuelvan a aparecer. Por lo general, se requiere supervisión en el hospital durante varias horas.

Si estás con una persona que presenta signos y síntomas de anafilaxia, no esperes a ver si los síntomas mejoran. Busca tratamiento de urgencia inmediatamente. En los casos graves, la anafilaxia sin tratar puede producir la muerte en aproximadamente media hora. Una tableta de antihistamínico, como la difenhidramina (Benadryl), no es suficiente para tratar la anafilaxia. Estos medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la alergia, pero hacen efecto con mucha lentitud en una reacción intensa.

  • Reacciones cutáneas, como urticaria, picazón y palidez o enrojecimiento de la piel
  • Hinchazón del rostro, los ojos, los labios o la garganta
  • Opresión de las vías respiratorias, que ocasiona silbido al respirar y problemas para respirar
  • Pulso débil y acelerado
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Mareos, desmayo o inconsciencia

Algunos desencadenantes frecuentes de la anafilaxia comprenden:

  • Medicamentos
  • Alimentos como maní, frutos secos, pescado y mariscos
  • Picaduras de insectos como abejas, avispas, avispones y hormigas coloradas

Si has tenido algún tipo de reacción alérgica grave en el pasado, pregúntale al médico si es necesario que te recete un autoinyector de epinefrina para llevarlo siempre contigo.

Jan. 09, 2015