La hiperextensión cervical es una lesión en el cuello debida a que este hace un movimiento fuerte y rápido hacia adelante y hacia atrás, como el chasquido de un látigo. La hiperextensión cervical generalmente ocurre durante una colisión en la parte trasera de un automóvil, pero la lesión también puede ser el resultado de un accidente deportivo, maltrato físico u otro traumatismo.

Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperextensión cervical son dolor de cuello, rigidez y dolores de cabeza. La mayoría de las personas con hiperextensión cervical se recuperan en unos meses, después de tomar analgésicos, de hacer ejercicio y de otros tratamientos. Algunos experimentan dolor de cuello crónico y otras complicaciones persistentes.

La hiperextensión cervical se puede denominar «esguince de cuello» o «tensión de cuello», pero estos términos también comprenden otros tipos de lesiones.

Jan. 20, 2015