Diagnóstico

Además de realizar una exploración física, el médico puede confirmar la presencia del virus del Nilo Occidental o de otra enfermedad relacionada, como la meningitis o la encefalitis, realizando una de las siguientes pruebas:

  • Análisis de laboratorio. Si estás infectado, un análisis de sangre puede mostrar un aumento del nivel de anticuerpos contra el virus del Nilo Occidental. Los anticuerpos son proteínas del sistema inmunitario que atacan a las sustancias extrañas, como los virus.
  • Punción lumbar (punción medular). La manera más frecuente de diagnosticar la meningitis es analizar el líquido cefalorraquídeo que rodea el cerebro y la médula espinal. Se inserta una aguja entre las vértebras inferiores de la columna vertebral con el propósito de extraer una muestra del líquido para analizarla en el laboratorio. La muestra de líquido puede mostrar un recuento elevado de glóbulos blancos —lo que indica que el sistema inmunitario está combatiendo una infección— y anticuerpos contra el virus del Nilo Occidental.
  • Pruebas del cerebro. En algunos casos, una electroencefalografía (un procedimiento que mide la actividad cerebral) o una exploración por resonancia magnética pueden ayudar a detectar inflamación en el cerebro.

Tratamiento

La mayor parte de las personas se recupera del virus del Nilo Occidental sin tratamiento. Los casos más graves necesitan una terapia complementaria en el hospital con líquidos y analgésicos suministrados por vía intravenosa.

En los casos más leves, los dolores de cabeza y musculares leves se pueden aliviar con analgésicos de venta libre. Ten cuidado cuando les des aspirinas a los niños o a los adolescentes. Los niños y adolescentes que se recuperan de síntomas parecidos a los de la influenza o la varicela nunca deben tomar aspirina. Esto es porque la aspirina ha sido asociada al síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente, que puede poner en riesgo la vida de esos niños.

Terapia con interferón

Los científicos están investigando la terapia con interferón —un tipo de terapia con células inmunitarias— como tratamiento de la encefalitis causada por el virus del Nilo Occidental. Algunas investigaciones demuestran que las personas que recibieron interferón se recuperaron mejor que las que no recibieron este medicamento, aunque se necesitan más estudios.

Preparación para la consulta

Si tienes signos y síntomas de infección del cerebro o de la médula espinal, como fiebre alta, dolor de cabeza intenso, cuello rígido, confusión o debilidad muscular repentina, consulta con el médico de inmediato o dirígete a una clínica de atención inmediata.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Lleva una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el que visitas al médico
  • Información personal clave, como actividades recientes o viajes a regiones en las que prevalece el virus del Nilo Occidental
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomas, y también las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

En el caso del virus del Nilo Occidental, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Qué puede estar provocando mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuál es la mejor forma de proceder?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Debería consultar a un especialista?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
Aug. 11, 2017
References
  1. West Nile virus (Virus del Nilo Occidental). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/westnile/index.html. Último acceso: 4 de octubre de 2015.
  2. Petersen LR. Clinical manifestations and diagnosis of West Nile virus infection (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la infección por virus del Nilo Occidental). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de octubre de 2015.
  3. Petersen LR. Treatment and prevention of West Nile virus infection (Tratamiento y prevención de la infección por virus del Nilo Occidental). Último acceso: 4 de octubre de 2015.