Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cómo diagnosticar el cáncer vulvar

Las pruebas y los procedimientos que se utilizan para diagnosticar el cáncer vulvar son:

  • Examinar la vulva. Es probable que el médico te realice una exploración física de la vulva para detectar anomalías.
  • Utilizar un dispositivo de aumento especial para examinar la vulva. Durante la colposcopia, el médico utiliza un dispositivo que funciona como una lupa para inspeccionar de cerca la vulva y detectar zonas anormales.
  • Extraer una muestra de tejido para su análisis (biopsia). Para determinar si una zona de piel sospechosa en la vulva es cáncer, el médico puede recomendar la extracción de una muestra de piel para su análisis. Durante una biopsia, se insensibiliza la zona con anestesia local y se utiliza un bisturí u otra herramienta de corte especial para extraer parte o la totalidad de la zona sospechosa. Es posible que necesites puntos, según la cantidad de piel que se extraiga.

Cómo determinar la extensión del cáncer

Una vez que se confirma el diagnóstico, el médico trabaja para determinar el tamaño y la extensión (estadio) del cáncer. Las pruebas de estadificación pueden comprender:

  • Examen de la zona pélvica para determinar si el cáncer se ha propagado. El médico puede realizar un examen más minucioso de la pelvis para detectar signos de que el cáncer se ha propagado.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las imágenes del tórax o abdomen pueden mostrar si el cáncer se ha propagado a esas zonas. Las pruebas de diagnóstico por imágenes pueden consistir en radiografías, tomografías computarizadas (TC), resonancias magnéticas (RM) y tomografías por emisión de positrones (TEP).

Estadios del cáncer vulvar

Se asigna un número romano al cáncer vulvar para indicar el estadio. Los estadios del cáncer vulvar son:

  • El estadio I indica un tumor pequeño limitado a la vulva o a la zona de piel que se encuentra entre la abertura vaginal y el ano (perineo). Este cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos ni a otras áreas del cuerpo.
  • Los tumores de estadio II son los que han crecido hasta abarcar estructuras cercanas, como las partes inferiores de la uretra, la vagina y el ano.
  • El cáncer de estadio III se ha propagado a los ganglios linfáticos.
  • El estadio IVA significa que el cáncer se ha propagado en mayor medida a los ganglios linfáticos, que se ha propagado a las partes superiores de la uretra o la vagina o que se ha propagado a la vejiga, el recto o el hueso pélvico.
  • El cáncer de estadio IVB se ha propagado (metastatizado) a partes lejanas del cuerpo.
Oct. 07, 2015