Descripción general

El cáncer de vagina es un tipo raro de cáncer que se manifiesta en la vagina: el tubo muscular que conecta el útero con los genitales externos. El cáncer de vagina se origina con mayor frecuencia en las células que revisten la superficie de la vagina, a veces llamada canal de parto.

Si bien existen varios tipos de cáncer que pueden extenderse de otras partes del cuerpo a la vagina, el cáncer que se origina en la vagina (cáncer de vagina primario) es raro.

El diagnóstico temprano del cáncer de vagina ofrece las mejores probabilidades de cura. El cáncer que se extiende más allá de la vagina es mucho más difícil de tratar.

Atención médica en caso de cáncer vaginal en Mayo Clinic

Síntomas

Es posible que el cáncer de vagina en estadio temprano no cause signos ni síntomas. A medida que avanza, el cáncer de vagina puede provocar signos y síntomas, por ejemplo:

  • Sangrado vaginal fuera de lo común, por ejemplo, después de tener relaciones sexuales o después de la menopausia
  • Flujo vaginal acuoso
  • Un bulto o una masa en la vagina
  • Dolor al orinar
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Estreñimiento
  • Dolor pélvico

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico si tienes algún signo o síntoma relacionado con el cáncer de vagina, como sangrado vaginal anormal. Ya que el cáncer de vagina no siempre provoca signos y síntomas, sigue las indicaciones de tu médico con respecto a cuándo debes hacerte exámenes pélvicos de rutina.

Causas

Las causas del cáncer de vagina no están claras. En general, el cáncer comienza cuando las células sanas adquieren una mutación genética que transforma las células normales en células anormales.

Las células sanas crecen y se multiplican a una velocidad fija y, a la larga, mueren a una velocidad fija. Las células cancerosas crecen y se multiplican sin control, y no mueren. Las células anormales que se acumulan forman una masa (tumor).

Las células cancerosas invaden los tejidos cercanos, y se pueden dividir a partir de un tumor inicial y esparcirse por cualquier parte del cuerpo (metástasis).

Tipos de cáncer de vagina

El cáncer de vagina se divide en distintos tipos según el tipo de células donde comienza el cáncer. Los tipos de cáncer de vagina son estos:

  • Carcinoma de células escamosas de vagina, que comienza en las células planas y delgadas (células escamosas) que cubren la superficie de la vagina, y es el tipo de cáncer más común
  • Adenocarcinoma de vagina, que comienza en las células glandulares de la superficie de la vagina
  • Melanoma de vagina, que se desarrolla en las células que producen pigmento (melanocitos) de la vagina
  • Sarcoma de vagina, que se desarrolla en las células del tejido conectivo o las células de los músculos en las paredes de la vagina

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer vaginal se incluyen los siguientes:

  • Envejecimiento. El riesgo de desarrollar cáncer vaginal aumenta a medida que envejeces. La mayoría de las mujeres que reciben un diagnóstico de cáncer vaginal tienen más de 60 años.
  • Neoplasia intraepitelial vaginal (células atípicas en la vagina). Tener neoplasia intraepitelial vaginal aumenta el riesgo de desarrollar cáncer vaginal.

    Con la neoplasia intraepitelial vaginal, las células de la vagina se ven diferentes de las células normales, pero no lo suficiente como para que se considere cáncer. Un pequeño número de las mujeres con neoplasia intraepitelial vaginal desarrolla, con el tiempo, cáncer vaginal; no obstante, los médicos no están seguros de qué es lo que hace que, en algunos casos, se convierta en cáncer y que, en otros, no.

    Con frecuencia, la causa de la neoplasia intraepitelial vaginal es el virus del papiloma humano de transmisión sexual, que puede provocar cáncer de cuello uterino, de vagina y de vulva, entre otros. Se ofrecen vacunas que previenen algunos tipos de infección por el virus del papiloma humano.

  • Exposición a un medicamento para prevenir abortos espontáneos. Si tu mamá tomó un medicamento denominado «dietilestilbestrol» durante el embarazo en la década de 1950, puedes correr un mayor riesgo de desarrollar un tipo de cáncer vaginal específico denominado «adenocarcinoma de células claras».

Otros factores de riesgo que se han vinculado con un mayor riesgo de cáncer vaginal incluyen los siguientes:

  • Varias parejas sexuales
  • Primera relación sexual a temprana edad
  • Tabaquismo
  • Infección por VIH

Complicaciones

El cáncer de vagina puede extenderse (hacer metástasis) en zonas distantes del cuerpo, como los pulmones, el hígado y los huesos.

Prevención

No hay una forma garantizada de prevenir el cáncer vaginal. Sin embargo, el riesgo puede reducirse si tomas estas medidas:

  • Hazte exámenes de Papanicolaou y pélvicos con regularidad. Puedes aumentar las probabilidades de descubrir el cáncer vaginal de forma temprana si te haces exámenes de Papanicolaou y pélvicos con regularidad. Si se descubre en los estadios iniciales, es más probable que el cáncer vaginal se cure. Pregúntale a tu médico cuándo comenzar estos estudios y con qué frecuencia tienes que repetirlos.
  • Pregúntale al médico sobre la vacuna contra el VPH. Recibir una vacuna para prevenir la infección por el VPH puede reducir el riesgo de cáncer vaginal y de otros tipos de cáncer relacionados con el VPH. Pregúntale al médico si la vacuna contra el VPH es adecuada para ti.
  • No fumes. Si fumas, deja de hacerlo. Si no fumas, no empieces a hacerlo. Fumar aumenta el riesgo de cáncer vaginal.