Los pólipos uterinos son crecimientos adheridos a la pared interna del útero que se extienden hasta la cavidad uterina. El crecimiento excesivo de las células en el revestimiento del útero (endometrio) produce la formación de pólipos uterinos, también conocidos como «pólipos endometriales». Estos pólipos no suelen ser cancerosos (son benignos), aunque algunos sí pueden serlo o, con el tiempo, pueden convertirse en cáncer (pólipos precancerosos).

Los pólipos uterinos varían en tamaño, de varios milímetros (no más grande que una semilla de sésamo) a varios centímetros (del tamaño de una pelota de golf o más grande). Se adhieren a la pared del útero por medio de una base grande o de un tallo delgado.

Puedes tener uno o varios pólipos uterinos. Generalmente, quedan contenidos dentro del útero, pero, en ocasiones, se deslizan por la abertura del útero (cuello uterino) hasta la vagina. Los pólipos uterinos son más frecuentes en mujeres que están transitando la menopausia o que ya se encuentran en esta etapa, sin embargo, las mujeres más jóvenes también pueden tenerlos.

Aug. 29, 2015