Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La terapia con antibióticos es el único tratamiento efectivo para la fiebre tifoidea.

Antibióticos recetados frecuentemente

  • Ciprofloxacina (Cipro). En los Estados Unidos, los médicos suelen recetar este antibiótico para hombres adultos y mujeres adultas que no están embarazadas.
  • Ceftriaxona (Rocephin). Este antibiótico inyectable es una alternativa para las personas que no pueden ser candidatos para la ciprofloxacina, como los niños.

Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios, y el uso a largo plazo puede producir el desarrollo de cepas de la bacteria resistentes al antibiótico.

Problemas con la resistencia a antibióticos

En el pasado, el medicamento de elección era el cloranfenicol. Sin embargo, los médicos ya no lo usan con frecuencia debido a sus efectos secundarios, a una tasa alta de deterioro de la salud después de un período de mejora (recaída) y a la resistencia bacteriana generalizada.

De hecho, la existencia de bacterias resistentes a los antibióticos es un problema en aumento en el tratamiento de la fiebre tifoidea, en particular, en los países en desarrollo. En los últimos años, también se ha comprobado que la S. typhi es resistente a la trimetoprima o al sulfametoxazol y a la ampicilina.

Otros tratamientos

Otros tratamientos son los siguientes:

  • Beber líquidos. Esto ayuda a evitar la deshidratación que produce la fiebre prolongada y la diarrea. Si estás muy deshidratado, es posible que debas recibir líquidos a través de una vena (por vía intravenosa).
  • Cirugía. Si los intestinos se perforan, necesitarás una cirugía para reparar la perforación.
July 11, 2015