La virulenta bacteria salmonela tifoidea (S. typhi) causa la fiebre tifoidea. Si bien están relacionadas, la S. typhi y la bacteria responsable de la salmonelosis (otra infección intestinal grave) no son las mismas.

Vía de transmisión fecal-oral

La bacteria que causa la fiebre tifoidea se propaga por agua o alimentos contaminados y, en ocasiones, a través del contacto directo con alguien infectado. En los países en desarrollo, donde la fiebre tifoidea es endémica, la mayoría de los casos se producen por el agua contaminada y las malas condiciones de higiene. La mayoría de las personas de los países industrializados entran en contacto con la bacteria tifoidea cuando viajan y la transmiten a otras personas a través de la vía fecal-oral.

Esto significa que la bacteria S. typhi se transmite por las heces y, en ocasiones, por la orina de las personas infectadas. Puedes contraer la infección si comes alimentos manipulados por alguien con fiebre tifoidea que no se haya lavado bien las manos después de ir al baño. También puedes infectarte si bebes agua contaminada con la bacteria.

Portadores de tifoidea

Incluso después del tratamiento con antibióticos, una pequeña cantidad de personas que se recuperan de la fiebre tifoidea continúan alojando a la bacteria en sus tractos intestinales o vesículas, a menudo durante años. Estas personas, llamadas «portadores crónicos», eliminan la bacteria por las heces y pueden infectar a otras personas, aunque ellas mismas ya no tengan signos o síntomas de la enfermedad.

July 11, 2015