La mejor defensa contra la triquinosis es preparar los alimentos correctamente. Sigue estos consejos para evitar la triquinosis:

  • Evita la carne poco cocida. Asegúrate de que los cortes enteros de carne que no sean aves de corral ni animales de caza se cocinen hasta alcanzar una temperatura interna de 145 °F (63 °C) en toda la pieza, y no cortes ni comas la carne durante al menos tres minutos después de retirarla del fuego. Cocina la carne de cerdo y de res molidas hasta alcanzar por lo menos 160 °F (71 °C). Estos se pueden comer inmediatamente después de cocinarse.

    Usar un termómetro de carne es la mejor manera de asegurarse de que la carne esté cocida por completo.

  • Evita la carne de animales de caza poco cocida. Tanto para cortes enteros como para variedades molidas, cocina hasta alcanzar una temperatura interna de por lo menos 160 °F (71 °C).
  • Evita la carne de aves de corral poco cocida. Para cortes enteros y variedades molidas, cocina hasta alcanzar una temperatura de por lo menos 165 °F (74 °C). Para cortes enteros, deja que la carne de ave repose durante tres minutos antes de cortarla o comerla.
  • Congela o irradia la carne de animales salvajes. La irradiación mata los parásitos de la carne de animales salvajes y la ultracongelación durante tres semanas mata la triquina de algunas carnes. Sin embargo, la triquina de la carne de oso no muere al congelarse, ni siquiera durante un período prolongado. No es necesario congelar ni irradiar la carne si te aseguras de que esté bien cocida.
  • Ten en cuenta que otros métodos de procesamiento no matan a los parásitos. Otros métodos de procesamiento o conservación, como el ahumado o el encurtido, no matan a los parásitos de triquina en la carne infectada.
  • Limpia a fondo las picadoras de carne. Si mueles tu propia carne, asegúrate de que se limpie el molino después de cada uso.
April 02, 2015