Descripción general

La articulación temporomandibular actúa como una bisagra deslizante que conecta la mandíbula al cráneo. Tienes una articulación en cada lado de tu mandíbula. Los trastornos de articulación temporomandibular, un tipo de trastorno temporomandibular, pueden provocar dolor en la articulación mandibular y en los músculos que controlan el movimiento mandibular.

A menudo resulta difícil determinar la causa exacta del trastorno de articulación temporomandibular en una persona. El dolor que padeces puede ser por una combinación de factores, como genética, artritis o lesión mandibular. Algunas personas que padecen dolor mandibular también tienden a apretar o rechinar los dientes; sin embargo, varias personas que habitualmente aprietan o rechinan los dientes nunca desarrollaron trastornos de articulación temporomandibular.

En la mayoría de los casos, el dolor y el malestar relacionados con los trastornos de la articulación temporomandibular son temporales y se pueden aliviar con atención autocontrolada o tratamientos no quirúrgicos. La cirugía generalmente es el último recurso después de que las medidas conservadoras no resultaron; sin embargo, algunas personas con trastornos de articulación temporomandibular pueden beneficiarse con tratamientos quirúrgicos.

Atención de trastornos de articulación temporomandibular en Mayo Clinic

Síntomas

Los signos y síntomas de los trastornos de articulación temporomandibular pueden incluir los siguientes:

  • Dolor o sensibilidad en la mandíbula
  • Dolor en una o en las dos articulaciones temporomandibulares
  • Dolor dentro y alrededor del oído
  • Dificultad para masticar o dolor al masticar
  • Dolor facial
  • Bloqueo de la articulación, lo que dificulta poder abrir o cerrar la boca

Los trastornos de articulación temporomandibular también pueden provocar un chasquido o una sensación chirriante al abrir la boca o al masticar. Sin embargo, si no hay dolor o limitación del movimiento relacionado con los chasquidos de tu mandíbula, probablemente no necesites tratamiento para el trastorno de articulación temporomandibular.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si tienes dolor o sensibilidad persistentes en la mandíbula, o si no puedes abrir o cerrar la boca por completo. Tu médico, dentista o un especialista en trastornos de articulación temporomandibular puede analizar las causas y los tratamientos posibles de tu problema.

Causas

La articulación temporomandibular combina una acción de articulación con movimientos deslizantes. Las partes de los huesos que interactúan en la articulación están cubiertas con cartílago y están separadas por un pequeño disco que absorbe los golpes, que normalmente mantiene el movimiento fluido.

Pueden ocurrir trastornos de articulación temporomandibular dolorosa si sucede lo siguiente:

  • El disco se gasta o sale de su correcta alineación
  • La artritis daña el cartílago de la articulación
  • Un golpe u otro impacto dañan la articulación

Sin embargo, en varios casos, la causa de los trastornos de articulación temporomandibular no está clara.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer trastornos de articulación temporomandibular incluyen los siguientes:

  • Diversos tipos de artritis, como la artritis reumatoide y la artrosis.
  • Lesión de la mandíbula
  • Rechinamiento o aprieto de los dientes a largo plazo (crónico)
  • Determinadas enfermedades del tejido conjuntivo que provocan problemas, los cuales pueden afectar la articulación temporomandibular