Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir artritis del pulgar son:

  • Ser de sexo femenino.
  • Tener más de 40 años.
  • Sufrir de obesidad.
  • Tener ciertas enfermedades hereditarias, como laxitud de los ligamentos de las articulaciones y malformación de las articulaciones.
  • Sufrir lesiones en la articulación del pulgar, como fracturas y esguinces.
  • Padecer enfermedades que cambian la estructura normal y el funcionamiento del cartílago, como por ejemplo, la artritis reumatoide. Si bien la causa más frecuente de la artritis de pulgar es la artrosis, la artritis reumatoide también puede afectar la articulación carpometacarpiana, en general, en un grado menor que las otras articulaciones de la mano.
  • Realizar actividades y trabajos que tensionen mucho la articulación del pulgar.
May 14, 2015