Los factores que pueden ponerte en un mayor riesgo de padecer una infección por tenia son:

  • Higiene deficiente. Lavarse y bañarse con poca frecuencia aumenta el riesgo de transmitir materia contaminada a la boca por accidente.
  • Exposición al ganado. Esto es especialmente problemático en regiones donde las heces humanas y animales no se eliminan de forma adecuada.
  • Viajar a países en desarrollo. La infección se produce con más frecuencia en las zonas donde se implementan malas prácticas de higiene.
  • Comer carne cruda o poco cocida. La cocción inadecuada puede no matar los huevos y las larvas de tenia que están en la carne de cerdo o en la carne de res contaminadas.
  • Vivir en zonas endémicas. En ciertas partes del mundo, la exposición a los huevos de tenia es más probable. Por ejemplo, el riesgo de entrar en contacto con los huevos de tenia del cerdo (Taenia solium) es mayor en las regiones de América Latina, China, África subsahariana o el sudeste asiático, donde los cerdos de granja son frecuentes.
Dec. 02, 2014