Descripción general

La arteritis de Takayasu es un tipo inusual de vasculitis, un grupo de trastornos que provoca la inflamación de los vasos sanguíneos. En la arteritis de Takayasu, la inflamación daña la aorta (la gran arteria que lleva sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo) y sus principales ramificaciones.

La enfermedad puede producir bloqueos, estrechamiento de las arterias (estenosis) o dilatación anormal de las arterias (aneurismas). La arteritis de Takayasu también puede provocar dolor en los brazos y en el pecho, y presión arterial alta, lo que finalmente puede producir una insuficiencia cardíaca o un accidente cerebrovascular.

Si no tienes síntomas, es posible que no necesites un tratamiento. O quizás necesites medicamentos para controlar la inflamación en las arterias y evitar complicaciones. Pero las recaídas son frecuentes incluso si se lleva a cabo un tratamiento.

Síntomas

Los signos y síntomas de la arteritis de Takayasu suelen presentarse en dos etapas.

Etapa 1

En la primera etapa, es posible que sientas los siguientes tipos de malestar:

  • Fatiga
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Molestias y dolores generales
  • Fiebre leve

No todas las personas presentan estos signos y síntomas tempranos. La inflamación puede dañar arterias durante años antes de que notes el problema.

Etapa 2

En la segunda etapa, la inflamación provoca estrechamiento de las arterias, por lo que hay un menor flujo de sangre, oxígeno y nutrientes hacia los órganos y tejidos. Entre los signos y síntomas de la etapa 2 se pueden incluir los siguientes:

  • Debilidad o dolor en las extremidades luego de usarlas
  • Aturdimiento, mareos o desmayo
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de memoria
  • Problemas para pensar
  • Dificultad para respirar
  • Cambios en la visión
  • Presión arterial alta
  • Diferencia en la presión arterial entre los dos brazos
  • Pulso disminuido
  • Recuento muy bajo de glóbulos rojos (anemia)
  • Dolor de pecho
  • Ruidos que se oyen en las arterias (soplos) cuando se utiliza un estetoscopio

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica de inmediato si tienes dificultad para respirar, dolor de pecho o signos de un accidente cerebrovascular.

Solicita una consulta con tu médico de atención primaria si tienes signos o síntomas que te preocupan. La detección temprana de la arteritis de Takayasu es clave para obtener un tratamiento eficaz.

Si ya te diagnosticaron arteritis de Takayasu, recuerda que los síntomas de exacerbación de la enfermedad (reaparición) suelen ser similares a los originales. También debes prestar atención a los signos y síntomas nuevos. Estos pueden ser indicios de una reaparición o complicación del tratamiento.

Causas

En la arteritis de Takayasu, se inflaman la aorta y otras arterias principales, incluidas las que irrigan la cabeza y los riñones. Con el paso del tiempo, la inflamación provoca modificaciones en estas arterias, como el ensanchamiento, estrechamiento y la fibrosis.

No es posible determinar con precisión la causa de la inflamación en la arteritis de Takayasu. Es probable que la afección sea una enfermedad autoinmunitaria en la que tu sistema inmunitario ataca a tus propias arterias por error. La enfermedad se puede desencadenar por un virus u otra infección.

Factores de riesgo

La arteritis de Takayasu afecta principalmente a las niñas y mujeres de entre 10 y 40 años. Este trastorno es mundial, aunque es más frecuente en Asia. En ocasiones la afección es congénita.

Complicaciones

Con la arteritis de Takayasu, los ciclos prolongados o recurrentes de inflamación y curación de las arterias pueden producir una o más de las siguientes complicaciones:

  • Endurecimiento y estrechamiento de los vasos sanguíneos, que puede reducir el flujo sanguíneo hacia los órganos y tejidos
  • Presión arterial alta, generalmente como resultado de un menor flujo sanguíneo hacia los riñones
  • Inflamación del corazón, que puede afectar el músculo cardíaco (miocarditis) o las válvulas cardíacas
  • Insuficiencia cardíaca debido a presión arterial alta, miocarditis o regurgitación aórtica (una afección en la que la válvula aórtica defectuosa permite el reflujo de sangre hacia el corazón), o una combinación de estas
  • Accidente cerebrovascular, que ocurre como resultado del flujo sanguíneo reducido o bloqueado en las arterias que llegan al cerebro
  • Accidente isquémico transitorio, es como un accidente cerebrovascular que produce síntomas similares pero causa daño que no es permanente
  • Aneurisma en la aorta, que ocurre cuando las paredes de los vasos sanguíneos se debilitan y estiran, formando una protuberancia que se puede romper
  • Ataque cardíaco, que puede ocurrir como resultado de la reducción del flujo sanguíneo hacia el corazón

Embarazo

Las mujeres con arteritis de Takayasu pueden tener un embarazo saludable. Pero la enfermedad y los medicamentos que se usan para tratarla pueden afectar tu fertilidad y embarazo. Si tienes arteritis de Takayasu y piensas quedar embarazada, trabaja junto con tu médico para desarrollar un plan para limitar las complicaciones del embarazo antes de concebir. Y durante el embarazo visita a tu médico regularmente para que te controle.