Muchos tipos de problemas, desde lesiones traumáticas hasta enfermedades y otras afecciones, pueden provocar una rodilla hinchada.

Lesiones

El daño a cualquier parte de la rodilla puede generar que el líquido excedente de las articulaciones se acumule. Las lesiones que pueden provocar una acumulación de líquido dentro y alrededor de la articulación de la rodilla son:

  • Ligamento desgarrado, particularmente el ligamento cruzado anterior
  • Desgarro del cartílago (menisco)
  • Irritación por uso excesivo
  • Fractura de huesos

Enfermedades y afecciones

Las enfermedades y afecciones no diagnosticadas que pueden provocar una acumulación de líquido dentro y alrededor de la articulación de la rodilla son:

  • Artrosis
  • Artritis reumatoide
  • Infección
  • Gota
  • Seudogota
  • Bursitis
  • Quistes
  • Tumores
May 21, 2015