Los factores de riesgo por tener una reacción alérgica a la luz solar son:

  • Raza. Cualquiera puede tener alergia al sol, aunque ciertas alergias de este tipo son más frecuentes en las personas de determinados orígenes raciales. Por ejemplo, el tipo más frecuente de alergia al sol (erupción polimorfa lumínica) ocurre mayormente entre los caucásicos. Una alergia al sol menos frecuente pero de un tipo más grave es más frecuente en indígenas estadounidenses.
  • La exposición a ciertas sustancias. Algunos síntomas de la alergia al sol se desencadenan cuando la piel se expone a determinada sustancia y luego a la luz solar. Las sustancias que con frecuencia son responsables de este tipo de reacción comprenden las fragancias, los desinfectantes e incluso algunas sustancias químicas usadas en los protectores solares.
  • Tomar ciertos medicamentos. Varios medicamentos pueden hacer que tu piel se queme más rápidamente bajo el sol, como los antibióticos con tetraciclina, los medicamentos derivados de sulfas y los analgésicos, como el ketoprofeno.
  • Tener otra enfermedad de la piel. Tener dermatitis aumenta el riesgo de padecer alergia al sol.
  • Tener familiares que padezcan alergia al sol. Es más probable que tengas alergia al sol si tu madre, tu padre o un hermano también presentan este trastorno.
July 23, 2015