Descripción general

Las picaduras de araña son, por lo general, inofensivas. Muchas picaduras que se atribuyen a las arañas resultan ser picaduras de otros organismos. Las infecciones cutáneas también se han confundido con las picaduras de araña.

Solo algunos tipos de arañas tienen colmillos lo suficientemente largos como para penetrar la piel de un ser humano e inyectar veneno suficiente como para tener un efecto nocivo grave en la presa. En los Estados Unidos, las arañas con estas características incluyen la viuda negra y la reclusa parda.

Las picaduras de viuda negra pueden provocar dolor abdominal intenso o cólicos. Las picaduras de reclusa parda pueden causar dolor agudo y punzante, como el que producen las picaduras de abejas. En los casos de picaduras graves, la piel circundante puede morir en unas pocas horas. Los dos tipos de arañas habitan, por lo general, en zonas tranquilas, como áticos o cobertizos. Y solo pican si se sienten amenazadas.

Síntomas

Por lo general, una picadura de araña se parece a la picadura de cualquier otro insecto —un bulto rojo e inflamado en la piel, que a veces produce picazón o dolor— y hasta puede que pase desapercibida. Las picaduras de arañas inofensivas generalmente no producen ningún síntoma.

Picaduras de arañas viudas negras

Los signos y síntomas de una picadura de araña viuda negra pueden incluir:

  • Dolor. Por lo general, comienza en menos de una hora después de la picadura y suele presentarse alrededor de la marca de la picadura, pero también puede extenderse al abdomen, a la espalda o al pecho.
  • Cólicos. Los cólicos o la rigidez abdominales pueden ser tan intensos que a veces se confunden con un caso de apendicitis o rotura de apéndice.
  • Sudoración. Puede presentarse sudoración excesiva.

Picadura de araña reclusa parda

El dolor asociado a la picadura de la araña reclusa parda generalmente aumenta durante las primeras ocho horas después de la picadura. También puedes tener fiebre, escalofríos y dolor corporal. Por lo general, la picadura cicatriza sola en una semana aproximadamente. En una minoría de casos, la piel en el centro de la picadura puede adquirir un tono azul oscuro o morado, y luego convertirse en una llaga abierta y profunda (úlcera) que se agranda a medida que la piel de alrededor muere. La úlcera generalmente deja de crecer en menos de 10 días después de la picadura, pero la cicatrización completa puede tardar meses.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediata en las siguientes situaciones:

  • No estás seguro de si la picadura es de una araña venenosa.
  • La persona picada siente dolor intenso, cólicos abdominales o tiene una úlcera que se agranda en el sitio de la picadura.
  • La persona picada tiene dificultad para respirar.

El médico puede recomendarte un refuerzo de la vacuna antitetánica si no te vacunaste en los últimos cinco años.

Causas

Los síntomas intensos de una picadura de araña se presentan como resultado del veneno inyectado por la araña. La intensidad de los síntomas depende del tipo de araña, la cantidad de veneno inyectado y cuán sensible es el cuerpo al veneno.

Factores de riesgo

Si bien las picaduras de arañas peligrosas son poco frecuentes, tu riesgo de sufrir una picadura aumenta si vives en las mismas áreas que las arañas y las molestas en su hábitat. Tanto las viudas negras como las reclusas pardas prefieren climas cálidos y lugares oscuros y secos.

El hábitat de la viuda negra

Las viudas negras pueden estar en cualquier parte de los EE. UU., pero sobre todo en los estados del sudoeste. Les gusta vivir en:

  • Cobertizos
  • Garajes
  • Macetas sin usar y equipos de jardinería
  • Pilas de leña

El hábitat de la reclusa parda

Las reclusas pardas se encuentran generalmente en el medio oeste sur y en algunas áreas del sur. Las reclusas reciben ese nombre debido a que les gusta esconderse en áreas en las que no las molesten. Por lo general, les gusta vivir adentro, en lugares como los siguientes:

  • El desorden del sótano o el ático
  • Detrás de bibliotecas y armarios
  • En alacenas de poco uso

En el exterior, buscan lugares oscuros y tranquilos, como debajo de las rocas o en tocones de árboles.

Complicaciones

Muy raramente, la picadura de una araña viuda negra o reclusa parda puede resultar mortal, especialmente en niños.

Prevención

Las arañas en general, incluidas las viudas negras y las reclusas pardas, pican solo en señal de defensa al estar atrapadas entre tú y otro objeto.

Para prevenir las picaduras de arañas:

  • Aprende cómo lucen las arañas peligrosas y cuál es su hábitat preferido.
  • Usa una remera de mangas largas, un sombrero, pantalones largos metidos en las medias, guantes y botas al manipular cajas archivadas o leña y al limpiar cobertizos, garajes, sótanos, áticos y lugares estrechos debajo de tu casa.
  • Inspecciona y sacude los guantes, las botas y la ropa de jardinería que no hayas usado durante mucho tiempo.
  • Usa repelentes de insectos, como DEET o Picaridin, sobre la ropa y el calzado.
  • Mantén los insectos y las arañas fuera de tu casa al colocar tejidos bien apretados en las ventanas y puertas, sellar las grietas por donde puedan entrar las arañas y usar insecticidas que sean seguros para el uso en interiores.
  • Quita las pilas de rocas o madera del área que rodea tu casa y evita apilar leña contra la casa.
  • Asegúrate de que las camas no estén contra la pared y que solo las patas de estas toquen el suelo. No guardes objetos debajo de la cama y no dejes que los acolchados toquen el suelo.
  • Aspira las arañas y las telarañas y deséchalas en una bolsa cerrada en el exterior para evitar que vuelvan a entrar a la casa.