Duerme de costado para prevenir los ronquidos. Estirarte boca arriba permite que la lengua caiga hacia la garganta, lo que estrecha el conducto de respiración y obstruye parcialmente el flujo de aire. Para evitar esta posición, intenta dormir con una camiseta ajustada y una pelota de tenis pegada o cosida a la espalda de la camiseta. Este incómodo truco te recordará que debes darte vuelta.

April 22, 2014