Pruebas para detectar infecciones de transmisión sexual en el hogar

Los kits de prueba para detectar determinadas infecciones de transmisión sexual en el hogar, como el VIH, la clamidia y la gonorrea, están ganando popularidad y aceptación. A fin de realizarte una prueba para detectar infecciones de transmisión sexual en tu hogar, debes recolectar una muestra de orina o una muestra obtenida mediante un hisopado oral o genital y, luego, enviarla a un laboratorio para su análisis. Algunas pruebas requieren más de una muestra. El beneficio de las pruebas de uso doméstico es que puedes recolectar la muestra en la privacidad de tu hogar sin la necesidad de realizar un examen pélvico o una visita al consultorio.

Sin embargo, los análisis que se realizan con las muestras que recolectas tú mismo pueden tener un mayor índice de resultados falsos positivos, lo que significa que la prueba indica que tienes una infección de transmisión sexual que en realidad no padeces. Si el resultado de una prueba de uso doméstico es positivo, comunícate con tu médico o con una clínica de salud pública para confirmar los resultados. Si el resultado de una prueba de uso doméstico es negativo pero tienes síntomas, comunícate con tu médico o con una clínica de salud pública para confirmar los resultados.

Resultados positivos del examen

Si obtienes un resultado positivo para una enfermedad de transmisión sexual (ETS), el siguiente paso es considerar análisis adicionales, y luego realizar el tratamiento que te recomiende el médico. Además, debes informárselo a tus parejas sexuales. Dado que algunas infecciones se pueden transmitir de forma recíproca, tus parejas deben realizarse análisis y recibir tratamiento.

Es de esperar que tengas varias emociones. Es posible que te sientas avergonzado, enojado o que tengas miedo. Podría ser de ayuda recordar que hiciste lo correcto al realizarte análisis para poder informarles a tus parejas y recibir tratamiento. Habla con el médico sobre tus preocupaciones.

Sept. 23, 2014 See more In-depth