Descripción general

La sarcoidosis es el crecimiento de pequeñas acumulaciones de células inflamatorias (granulomas) en diferentes partes del cuerpo, más comúnmente en los pulmones, los ganglios linfáticos, los ojos y la piel.

Los médicos creen que la sarcoidosis se genera por la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo a una sustancia desconocida, más probablemente algo que se inhala del aire.

No existe cura para la sarcoidosis, pero a la mayoría de las personas les hace muy bien realizar un tratamiento pequeño o simple. En la mitad de los casos, la sarcoidosis desaparece por sí sola. Sin embargo, en algunos casos, la sarcoidosis puede durar muchos años y puede provocar daño en los órganos.

Síntomas

Los signos y síntomas de la sarcoidosis varían según los órganos que estén afectados. En ocasiones, la sarcoidosis se presenta gradualmente y produce síntomas que duran por años. Otras veces, los síntomas aparecen de manera repentina y desaparecen igual de rápido. Hay muchas personas con sarcoidosis que no tienen síntomas, por lo que es posible que la enfermedad se descubra cuando te realices una radiografía de tórax por alguna otra razón.

Si tienes signos y síntomas de sarcoidosis, consulta con tu médico.

Síntomas generales

En muchas personas, la sarcoidosis comienza con estos síntomas:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Adelgazamiento

Síntomas pulmonares

Muchos pacientes con sarcoidosis padecen problemas pulmonares, que pueden ser los siguientes:

  • Tos seca persistente
  • Dificultad para respirar
  • Silbido al respirar
  • Dolor en el pecho

Síntomas en la piel

Algunas personas que padecen de sarcoidosis presentan trastornos de la piel, que pueden ser los siguientes:

  • Una erupción de bultos rojizos-morados o rojos, por lo general en las canillas o tobillos, que pueden sentirse blandos y tibios al tacto
  • Llagas capaces de desfigurar (lesiones) en la nariz, las mejillas y las orejas
  • Zonas de la piel de tonalidad más oscura o más clara
  • Bultos debajo de la piel (nódulos), especialmente alrededor de cicatrices y tatuajes

Síntomas en los ojos

La sarcoidosis puede afectar los ojos sin causar ningún síntoma, por lo que es importante realizarse controles en los ojos. Cuando se manifiestan los síntomas en los ojos, estos pueden ser:

  • Visión borrosa
  • Dolor de ojos
  • Enrojecimiento intenso
  • Sensibilidad a la luz

Síntomas cardíacos

Los signos y síntomas relacionados con la sarcoidosis cardíaca pueden ser los siguientes:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Desmayos (síncope)
  • Fatiga
  • Latidos del corazón irregulares (arritmias)
  • Latidos del corazón rápidos y parecidos a una vibración (palpitaciones)
  • Hinchazón causada por exceso de líquido (edema)

Causas

Los médicos no saben exactamente qué causa la sarcoidosis. Algunas personas parecen tener una predisposición genética a desarrollar la enfermedad, que puede ser desencadenada por una bacteria, un virus o por sustancias químicas.

Esto provoca una reacción desmesurada del sistema inmunitario, y las células inmunitarias comienzan a reunirse en un patrón de inflamación denominado «granuloma». A medida que los granulomas se acumulan en un órgano, la función del órgano puede verse afectada.

Factores de riesgo

Aunque todos pueden desarrollar sarcoidosis, los factores que pueden incrementar el riesgo comprenden:

  • Edad y sexo. La sarcoidosis ocurre, con mayor frecuencia, entre los 20 y los 40 años de edad. Las mujeres son levemente más propensas a desarrollar la enfermedad.
  • Raza. Los afroamericanos tienen mayor incidencia de sarcoidosis que los caucásicos. Además, la sarcoidosis puede ser más grave y tener más probabilidades de reaparecer y de provocar problemas pulmonares en los afroamericanos.
  • Antecedentes familiares. Si alguien de tu familia ha tenido sarcoidosis, tienes más probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Complicaciones

En la mayoría de las personas, la sarcoidosis desaparece sola, sin consecuencias duraderas. Pero a veces, provoca problemas a largo plazo.

  • Pulmones. La sarcoidosis pulmonar sin tratar puede causar la formación de cicatrices permanentes en los pulmones, lo que produce dificultades para respirar.
  • Ojos. La inflamación puede afectar casi cualquier parte de los ojos y, con el tiempo, puede causar la pérdida de la visión. En raras ocasiones, la sarcoidosis también puede causar cataratas y glaucoma.
  • Riñones. La sarcoidosis puede afectar la manera en la que el cuerpo maneja el calcio, lo que puede producir insuficiencia renal.
  • Corazón. Los granulomas en el corazón pueden provocar ritmos cardíacos anormales y otros problemas del corazón. En raras ocasiones, puede llevar a la muerte.
  • Sistema nervioso. Un número reducido de personas con sarcoidosis padecen problemas relacionados con el sistema nervioso central cuando se forman granulomas en el cerebro y la médula espinal. La inflamación en los nervios faciales, por ejemplo, puede causar parálisis facial.