Descripción general

La sacroilitis es la inflamación de una o ambas articulaciones sacroilíacas —ubicadas en la zona donde se conectan la parte baja de la columna vertebral y la pelvis—. La sacroilitis puede causar dolor en los glúteos o en la parte inferior de la espalda, el cual puede extenderse hasta una o ambas piernas. Estar de pie mucho tiempo o subir escaleras puede empeorar el dolor.

La sacroilitis puede ser difícil de diagnosticar, debido a que puede confundirse con otras causas de dolor de la parte inferior de la espalda. Se la ha relacionado con un grupo de enfermedades que producen artritis inflamatoria en la columna vertebral. El tratamiento podría suponer fisioterapia y medicamentos.

Síntomas

El dolor relacionado con la sacroilitis ocurre con mayor frecuencia en los glúteos y en la parte inferior de la espalda. También puede afectar las piernas, la ingle e incluso los pies. La sacroilitis se puede intensificar por lo siguiente:

  • Estar de pie mucho tiempo
  • Soportar más peso en una pierna que en la otra
  • Subir escaleras
  • Correr
  • Dar pasos largos

Causas

Las causas de la disfunción de articulaciones sacroilíacas son:

  • Lesión traumática. Un impacto repentino, como un accidente automovilístico o una caída, puede dañar las articulaciones sacroilíacas.
  • Artritis. La artritis por desgaste (artrosis) puede ocurrir en las articulaciones sacroilíacas, como la espondiloartritis anquilosante —tipo de artritis inflamatoria que afecta la columna vertebral—.
  • Embarazo. Las articulaciones sacroilíacas deben aflojarse y estirarse para acomodarse para al parto. El peso adicional y la marcha alterada durante el embarazo pueden ejercer más presión en esas articulaciones y generar un desgaste anormal.
  • Infección. En casos excepcionales, la articulación sacroilíaca puede infectarse.

Complicaciones

Al igual que otras enfermedades que causan dolor crónico, la sacroilitis puede generar depresión e insomnio.