Vestimenta

  • Prepara tu ropa la noche anterior. Si tus síntomas no son tan intensos por la noche, ordena la ropa que usarás el día siguiente en el orden en el que piensas ponértela.
  • Usa cordones elásticos en tu calzado. Los cordones elásticos convierten todos los zapatos en zapatos sin cordones. Al usarlos, no tendrás que agacharte a atarte los zapatos.
  • Vístete sentado. Vestirse es más fácil si estás sentado. Al ponerte la ropa, usa tu miembro más débil primero.
  • Usa un calzador. Los calzadores de mango largo son especialmente útiles para ponerse zapatos ajustados.
  • Usa calzadores de zapatos y calcetines. Estos dispositivos económicos pueden eliminar la necesidad de agacharse para ponerse los calcetines y los zapatos.

Baño y aseo

  • Haz que tu bañera o ducha sean antideslizantes. Coloca una alfombrilla antideslizante en el piso. También puedes colocar una estera de vinilo o revestimiento antideslizantes, que puedes conseguir en la mayoría de las tiendas de artículos para reformas del hogar.
  • Siéntate al bañarte. Utiliza una silla impermeable o una silla de jardín para evitar resbalones.
  • Usa guantes de ducha. Los guantes de toalla o esponja vegetal son más fáciles de manipular que los paños para lavarse.
  • Gira hacia adentro y fuera de la bañera. Coloca una toalla en el borde de la bañera para ayudarte a girar hacia adentro y afuera sin resbalarte.
  • Remoja y humecta las manos y los pies. Al remojar y humectar las manos y los pies, las uñas se ablandarán y podrás recortarlas con mayor facilidad. Si tienes dificultades para recortarte las uñas de los pies, consulta a un médico que se especializa en tratar los pies (podólogo).
April 07, 2015 See more In-depth