Un testículo retráctil es aquel que puede moverse de un lado al otro entre el escroto y la ingle. Cuando el testículo retráctil se aloja en la ingle, se lo puede guiar fácilmente con la mano hacia su posición correcta en el escroto (la bolsa de piel que cuelga detrás del pene) durante una exploración física.

Para la mayoría de los niños, el problema de un testículo retráctil desaparece en algún momento antes de la pubertad o durante esta. El testículo se mueve hacia su posición correcta en el escroto y permanece allí de manera permanente.

En menos del 5 por ciento de los casos, el testículo retráctil permanece en la ingle y ya no puede moverse más. Cuando esto sucede, la afección se denomina «testículo ascendido» o «testículo no descendido adquirido».

Sept. 16, 2015