Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

El médico tomará tu historia clínica y te pedirá que describas tus síntomas. Un diagnóstico de síndrome de piernas inquietas/enfermedad de Willis-Ekbom se realiza en función de los siguientes criterios establecidos por el Grupo Internacional de Estudio sobre el Síndrome de las Piernas Inquietas:

  • Tienes una necesidad fuerte, a menudo, irresistible, de mover las piernas, generalmente, acompañada por sensaciones molestas descritas como calambres, progresión, tirones, hormigueo o jalones.
  • Los síntomas aparecen o empeoran cuando estás en reposo, ya sea sentado o acostado.
  • Puedes aliviar parcial o temporalmente los síntomas realizando alguna actividad como caminar o estirarte.
  • Los síntomas empeoran por la noche.
  • Los síntomas no pueden explicarse únicamente con otro trastorno médico o conductual.

Es posible que el médico realice una exploración física y otra neurológica. Pueden pedirte análisis de sangre, particularmente, para detectar insuficiencia de hierro y para descartar otras causas posibles de esos síntomas.

Además, es posible que el médico te derive a un especialista del sueño. Esto puede implicar una estancia de una noche en una clínica del sueño, donde los médicos pueden estudiar tu sueño en caso de que sospechen la presencia de otro trastorno de este tipo, como la apnea del sueño. No obstante, un diagnóstico de síndrome de piernas inquietas/enfermedad de Willis-Ekbom, generalmente, no requiere un estudio del sueño.

Dec. 10, 2014