Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Realizar cambios sencillos en el estilo de vida puede aliviar los síntomas de síndrome de piernas inquietas/enfermedad de Willis-Ekbom.

  • Prueba con baños y masajes. Tomar un baño tibio y masajearte las piernas puede relajar los músculos.
  • Aplica compresas frías o tibias. El uso de frío o calor, o alternar entre ellos, puede disminuir las sensaciones en las extremidades.
  • Prueba con técnicas de relajación, como meditación o yoga. El estrés puede empeorar el síndrome de piernas inquietas/la enfermedad de Willis-Ekbom. Aprende a relajarte, especialmente antes de acostarte.
  • Establece una buena higiene de sueño. La fatiga tiende a empeorar los síntomas del síndrome de piernas inquietas/la enfermedad de Willis-Ekbom, por eso es importante que practiques una buena higiene de sueño. Lo ideal es contar con un entorno cómodo, fresco y tranquilo para dormir; acostarse y levantarse a la misma hora todos los días; y dormir lo suficiente. Algunas personas con síndrome de piernas inquietas/enfermedad de Willis-Ekbom descubren que acostarse más tarde y levantarse más tarde en el día las ayuda a dormir lo suficiente.
  • Haz ejercicio. Realizar ejercicio moderado y regular puede aliviar los síntomas del síndrome de piernas inquietas/la enfermedad de Willis-Ekbom, pero el exceso de ejercicio o realizarlo muy tarde en el día puede intensificarlos.
  • Evita la cafeína. A veces, reducir la cantidad de cafeína puede ayudar con las piernas inquietas. Intenta evitar los productos que contienen cafeína, entre ellos, el chocolate y las bebidas con cafeína, como el café, el té y los refrescos, durante algunas semanas para ver si esto te ayuda.
Dec. 10, 2014