Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las opciones de tratamiento dependerán de varios factores, entre ellos la extensión de la enfermedad, si esta tiene receptores hormonales positivos o negativos, el tipo de tratamiento que recibiste contra el primer cáncer de mama y tu salud general. El médico también considera tus objetivos y preferencias de tratamiento.

Tratamiento de la reaparición local

Por lo general, el tratamiento de la reaparición local comienza con una operación y puede comprender radiación si antes no te la administraron. También pueden recomendarte quimioterapia y terapia hormonal.

  • Cirugía. Para el cáncer de mama recurrente limitado a la mama, el tratamiento suele comenzar con la extirpación de todo tejido mamario restante.

    Si el primer cáncer se trató mediante la extracción del tumor, el médico puede recomendarte una mastectomía para extraer todo el tejido mamario —lóbulos, conductos, tejido adiposo, piel y pezón—.

    Si el primer cáncer de mama se trató con mastectomía y el cáncer reaparece en la pared torácica, es posible que te operen para extraer el nuevo cáncer junto con un margen de tejido normal.

    La reaparición local puede manifestarse con un cáncer oculto en los ganglios linfáticos cercanos. Por esta razón, es probable que el cirujano extraiga algunos o todos los ganglios linfáticos cercanos si no se quitaron durante el tratamiento inicial.

  • Radioterapia. La radioterapia usa haces de energía de alta potencia, como los rayos X, para destruir las células cancerosas. Si no te administraron radioterapia para tratar el primer cáncer de mama, el médico puede recomendártela ahora. Sin embargo, si hiciste radioterapia después de la extracción del tumor, por lo general, no se recomienda la radiación para tratar la reaparición debido al riesgo de que cause efectos secundarios.
  • Quimioterapia. La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas. El médico puede recomendarte quimioterapia después de una cirugía para reducir el riesgo de otra reaparición del cáncer.
  • Terapia hormonal. Es probable que te recomienden medicamentos inhibidores de los efectos promotores del crecimiento que provocan las hormonas estrógeno y progesterona si el cáncer tiene receptores hormonales positivos.

Tratamiento de la reaparición regional

Los tratamientos de la reaparición regional del cáncer de mama comprenden:

  • Cirugía. Si fuera posible, el tratamiento recomendado en los casos de reaparición regional es la cirugía para extraer el cáncer. El cirujano también puede extraer los ganglios linfáticos ubicados debajo del brazo si todavía los tienes.
  • Radioterapia. En ocasiones, puede utilizarse radioterapia después de la cirugía. Si la cirugía no es posible, se puede recurrir a la radioterapia como tratamiento principal contra la reaparición regional del cáncer de mama.
  • Tratamientos con medicamentos. La quimioterapia, la terapia dirigida o la terapia hormonal también pueden recomendarse como tratamiento principal o se pueden administrar después de la cirugía o de la radiación.

Tratamiento de la reaparición metastásica

Existen muchos tratamientos contra el cáncer de mama metastásico. Las opciones dependerán de la zona a la que se diseminó el cáncer. Si un tratamiento no fue efectivo o dejó de serlo, es posible que puedas probar otros tratamientos.

En general, el objetivo del tratamiento contra el cáncer de mama metastásico no es curar la enfermedad. Es probable que el tratamiento te permita vivir más tiempo y puede ayudar a aliviar los síntomas que causa el cáncer. El médico dirige todos sus esfuerzos a lograr un equilibrio entre el control de los síntomas y la reducción de los efectos tóxicos que provoca el tratamiento. El objetivo es ayudarte a vivir lo mejor posible durante el máximo tiempo posible.

Los tratamientos pueden comprender:

  • Terapia hormonal. Si el cáncer tiene receptores hormonales positivos, la terapia hormonal puede ser beneficiosa para ti. En muchos casos, el primer tratamiento contra el cáncer de mama metastásico es la terapia hormonal porque, en general, tiene menos efectos secundarios que la quimioterapia.
  • Quimioterapia. Si el cáncer tiene receptores hormonales negativos o si la terapia hormonal ya no surte efecto, es probable que el médico te recomiende quimioterapia.
  • Terapia dirigida. Si las células cancerosas tienen ciertas características que las hacen vulnerables a la terapia dirigida, el médico puede recomendarte esta opción.
  • Medicamentos para aumentar la masa ósea. Si el cáncer se diseminó a los huesos, es posible que el médico te recomiende un medicamento para aumentar la masa ósea y para reducir el riesgo de fracturas de hueso o el dolor óseo que puedes experimentar.
  • Otros tratamientos. La radioterapia y la cirugía pueden utilizarse en determinadas situaciones para controlar los signos y síntomas del cáncer de mama avanzado.
June 05, 2014