Escoge un enfoque de alimentación saludable y equilibrado

La mejor manera de aumentar el consumo de nutrientes y, al mismo tiempo, limitar las calorías es comer más alimentos de origen vegetal: frutas, vegetales y cereales integrales.

También es importante que elijas un plan de alimentación saludable que puedas seguir:

  • Evita las dietas demasiado estrictas. Busca un plan que no prohíba ciertos alimentos o grupos de alimentos, sino que consista en una variedad de alimentos de todos los grupos de alimentos principales.
  • Apunta al equilibrio. Un plan de adelgazamiento debe comprender cantidades adecuadas de nutrientes y calorías para tu caso en particular. Las dietas que te indican comer una gran cantidad de ciertos alimentos, que reducen drásticamente las calorías o que eliminan grupos enteros de alimentos, podrían causar problemas de nutrición.
  • Disfruta lo que comes. Incluye alimentos que te gusten en tu dieta y que disfrutes comer por el resto de tu vida, no solo durante varias semanas o meses.

Incrementar la actividad física

Todos los programas de pérdida de peso deben comprender actividad física. El médico o un fisioterapeuta pueden ayudarte a encontrar el plan de ejercicio que te brinde más beneficios con el menor empeoramiento del dolor articular.

Por ejemplo, el médico te puede sugerir ejercicios leves, como yoga, taichí o natación. Al igual que con tu plan de alimentación saludable, escoge actividades que disfrutes.

Comprométete a mantener un peso saludable

Es tentador creer en promesas de adelgazamiento rápido y considerable, pero un abordaje lento y continuo es más fácil de mantener y, en general, a la larga es mejor que el adelgazamiento rápido. Es mejor apuntar a perder 1 o 2 libras (0,5 a 1 kg) por semana. En general, para perder peso a este ritmo, tienes que quemar entre 500 y 1000 calorías más de lo que consumes cada día, siguiendo una dieta baja en calorías y actividad física regular.

El éxito del adelgazamiento requiere un compromiso a largo plazo de hacer cambios saludables en los hábitos de alimentación y de ejercicios. ¡Vale la pena! Obtendrás muchos beneficios importantes para la salud, entre ellos, menos síntomas de artritis psoriásica y una mejor calidad de vida.

Jan. 06, 2017 See more In-depth