Para reducir el riesgo de proctitis, toma las medidas necesarias para protegerte de las infecciones de transmisión sexual. La manera más segura de evitar una infección de transmisión sexual es no tener relaciones sexuales, especialmente sexo anal. Si decides tener relaciones sexuales, puedes reducir el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual si:

  • Limitas la cantidad de parejas sexuales
  • Usas un preservativo de látex durante cada contacto sexual
  • No tienes relaciones sexuales con ninguna persona que tenga secreción o herpes inusuales en la zona genital

Si te diagnostican una infección de transmisión sexual, deja de tener relaciones sexuales hasta que hayas terminado el tratamiento. De este modo, no contagias la infección a tu pareja. Consulta con el médico cuándo es seguro volver a tener relaciones.

June 12, 2015