Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

El médico te preguntará sobre tus antecedentes de enfermedades y si tienes algún pariente cercano con un trastorno hereditario del sistema inmunitario para poder determinar si las infecciones recurrentes se deben a la inmunodeficiencia primaria.

Además, el médico te realizará una exploración física. Algunas pruebas que se utilizan para diagnosticar un trastorno inmunitario son las siguientes:

  • Análisis de sangre. Los análisis de sangre pueden determinar si tienes niveles normales de proteínas que combaten infecciones (inmunoglobulina) en la sangre y medir los niveles de células sanguíneas y de células del sistema inmunitario. Las cantidades anormales de ciertas células pueden indicar un defecto del sistema inmunitario.

    Los análisis de sangre también pueden determinar si el sistema inmunitario responde bien y produce anticuerpos —las proteínas que identifican y matan a los invasores extraños, tales como bacterias o virus—.

  • Análisis prenatales. Se recomienda a los padres que hayan tenido un hijo con un trastorno de inmunodeficiencia primaria que se realicen análisis de ciertos trastornos de inmunodeficiencia durante los embarazos futuros. Se analizan las muestras de líquido amniótico, sangre o células del tejido que se convertirá en la placenta (corion) para detectar anomalías.

  • En algunos casos, se realiza un análisis de ADN para detectar defectos genéticos. Los resultados de las pruebas hacen que sea posible prepararse para el tratamiento con tiempo antes del nacimiento, en caso de que sea necesario.

Jan. 20, 2015