Los signos y síntomas del abuso de drogas dependen de la droga específica. Debido a las propiedades modificadoras de la conducta, los medicamentos recetados que se utilizan con mayor frecuencia en el abuso de drogas son:

  • Opiáceos, como la oxicodona (Oxycontin, Roxicodone) y los que contienen hidrocodona (Vicodin, Lortab, Norco), utilizados para aliviar el dolor
  • Medicamentos contra la ansiedad y sedantes, como el alprazolam (Xanax) y el diazepam (Valium) e hipnóticos, como el zolpidem (Ambien), utilizados para tratar los trastornos de ansiedad y del sueño
  • Estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin, Concerta y otros), la dextroanfetamina y anfetamina (Adderall XR) y la dextroanfetamina (Dexedrine), utilizados para tratar el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y ciertos trastornos del sueño
Signos y síntomas del abuso de drogas recetadas
Analgésicos opioides Sedantes y medicamentos contra la ansiedad Estimulantes
Estreñimiento Somnolencia Disminución del apetito
Náuseas Confusión Agitación
Sensación de alegría desbordada (euforia) Andar inestable Temperatura corporal elevada
Ritmo de respiración lento Balbuceo Insomnio
Somnolencia Concentración deficiente Presión arterial alta
Confusión Mareos Latidos del corazón irregulares
Falta de coordinación Problemas de memoria Ansiedad
Aumento del dolor con dosis más elevadas Respiración lenta Paranoia

Otros signos comprenden:

  • Robar, falsificar o vender recetas
  • Tomar dosis más elevadas que las recetadas
  • Cambios de humor u hostilidad excesivos
  • Aumento o disminución del sueño
  • Toma de decisiones sin criterio
  • Aspecto eufórico, inusualmente lleno de energía o acelerado, o sedado
  • «Extravío» continuo de recetas para conseguir más
  • Pedido de recetas a más de un médico

Cuándo consultar al médico

Si crees que puedes tener un problema con el uso de medicamentos recetados, habla con el médico. Es posible que sientas vergüenza de hablar al respecto, pero recuerda que los médicos están capacitados para ayudarte, no para juzgarte. Es más fácil abordar el problema de manera precoz, antes de que se transforme en una adicción y dé lugar a problemas más graves.

Sept. 19, 2015