La tiroiditis posparto es una enfermedad poco común en la que la glándula de la tiroides, — una glándula con forma de mariposa que se encuentra en la base del cuello, debajo de la nuez de Adán, — se inflama durante el primer año después del parto.

La tiroiditis posparto puede durar varias semanas o meses. Sin embargo, es difícil reconocer la tiroiditis posparto, ya que los síntomas muchas veces se atribuyen erróneamente al estrés de tener un recién nacido y a trastornos emocionales después del parto.

En la mayoría de las mujeres que padecen tiroiditis posparto, las funciones de la tiroides vuelven a la normalidad, por lo general, entre 12 y 18 meses después del comienzo de los síntomas. No obstante, algunas mujeres que tienen tiroiditis posparto desarrollan complicaciones permanentes.

Aug. 20, 2013