La preeclampsia posparto puede ser difícil de detectar por tu cuenta. Muchas mujeres que experimentan la preeclampsia posparto no presentan signos ni síntomas durante el embarazo. Además, es probable que no sospeches que algo está mal cuando te estás concentrando en recuperarte después del parto y en cuidar al recién nacido.

Los signos y síntomas de la preeclampsia posparto —que, en general, son similares a los de la preeclampsia durante el embarazo— pueden comprender:

  • Presión arterial alta (hipertensión): de 140/90 milímetros de mercurio (mm Hg) o más
  • Exceso de proteínas en la orina (proteinuria)
  • Dolores de cabeza intensos
  • Cambios en la visión, entre ellos, pérdida temporal de la visión, visión borrosa o sensibilidad a la luz
  • Hinchazón del rostro y de las extremidades
  • Dolor en la parte superior del abdomen, en general, debajo de las costillas del lado derecho
  • Náuseas o vómitos
  • Poca necesidad de orinar
  • Aumento de peso repentino, por lo general, de más de 2 libras (900 g) por semana

Si tienes signos o síntomas de preeclampsia posparto inmediatamente después de dar a luz, comunícate de inmediato con tu profesional de salud. Según las circunstancias, quizás necesites atención médica inmediata.

March 21, 2015