Las complicaciones de la preeclampsia posparto comprenden:

  • Eclampsia posparto. La eclampsia posparto es esencialmente la preeclampsia posparto con convulsiones. La eclampsia posparto puede provocar daños permanentes a los órganos vitales, entre ellos el cerebro, el hígado y los riñones. Si no se trata, la eclampsia posparto puede provocar un coma. En algunos casos, esta enfermedad puede ser mortal.
  • Edema pulmonar. Esta afección pulmonar potencialmente mortal se produce cuando se desarrolla un exceso de líquido en los pulmones.
  • Accidente cerebrovascular. El accidente cerebrovascular ocurre cuando se interrumpe o disminuye en extremo el suministro de sangre hacia una parte del cerebro, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y alimento. Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica.
  • Tromboembolia. La tromboembolia es la obstrucción de un vaso sanguíneo por un coágulo de sangre que viaja desde otra parte del organismo. Este trastorno también es una emergencia médica.
  • Síndrome de HELLP. El síndrome de HELLP —que hace referencia a hemólisis (la destrucción de los glóbulos rojos), aumento de enzimas hepáticas y conteo bajo de plaquetas— puede poner en riesgo la vida.

Al igual que con la preeclampsia, la preeclampsia posparto también podría aumentar el riesgo de futuras enfermedades cardiovasculares.

March 21, 2015