Definición

By Mayo Clinic Staff

El nacimiento de un bebé puede desencadenar una mezcla de emociones intensas, desde emoción y alegría hasta miedo y ansiedad. Sin embargo, también puede producir algo que tal vez no esperes: depresión.

Muchas madres recientes experimentan la «tristeza posparto», que con frecuencia comprende cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. Esta tristeza suele comenzar dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas.

Sin embargo, algunas madres primerizas experimentan una forma de depresión más intensa y duradera conocida como «depresión posparto». En raras ocasiones, también puede presentarse después del parto un trastorno extremo del estado de ánimo llamado «psicosis posparto».

La depresión posparto no es un defecto de la personalidad ni una debilidad. A veces es solo una complicación de haber dado a luz. Si tienes depresión posparto, el tratamiento inmediato te ayudará a controlar los síntomas y a disfrutar de tu bebé.

Aug. 11, 2015