No puedes prevenir directamente el desprendimiento de la placenta, pero puedes disminuir ciertos factores de riesgo que lo favorecen. Por ejemplo, no fumes ni consumas drogas ilegales, como cocaína. Si tienes presión arterial alta, controla esta enfermedad junto con tu profesional de salud.

Si tuviste algún tipo de traumatismo abdominal, en un accidente automovilístico, por una caída u otra lesión, busca atención médica de inmediato debido al alto riesgo de desprendimiento de placenta y otras complicaciones.

Si ya sufriste un desprendimiento de placenta y estás planeando otro embarazo, habla con tu profesional de salud para saber si hay alguna manera de reducir el riesgo de sufrir otro desprendimiento antes de concebir nuevamente. Es probable que el profesional de salud controle con atención tu afección durante todo el embarazo.

Dec. 13, 2014