Las infecciones típicas por parásitos intestinales no causan problemas graves. En raras ocasiones, las infestaciones importantes pueden provocar una infección de los genitales femeninos.

El parásito puede trasladarse desde la región anal hasta la vagina y el útero, las trompas de Falopio y alrededor de los órganos pélvicos. Esto puede causar problemas como la inflamación de la vagina (vaginitis) y del recubrimiento interior del útero (endometritis).

April 08, 2015