Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Puede que no tengas control sobre si desarrollas dolor fantasma después de la cirugía o no, pero puedes reducir la molestia y mejorar tu calidad de vida. Uno de estos métodos puede ayudarte a atravesar un brote de dolor fantasma:

  • Busca algún entretenimiento. Busca actividades que cambien tu centro de atención, como leer o escuchar música.
  • Mantente físicamente activo. Ejercítate haciendo actividades que disfrutas, tales como la jardinería, las caminatas, la natación o el ciclismo.
  • Toma tus medicamentos. Sigue las indicaciones del médico al tomar analgésicos recetados y de venta libre. Si pruebas con medicamentos a base de hierbas y otros medicamentos alternativos, asegúrate de decírselo al médico.
  • Busca formas de relajarte. Haz actividades que reduzcan tu tensión emocional y muscular. Toma un baño tibio, no demasiado caliente, ya que el calor puede aumentar el dolor. Recuéstate y sigue técnicas de relajación que te ayuden, tales como la respiración rítmica, la meditación o la visualización.
  • Busca el apoyo de otras personas. Busca formas de acercarte a otros. Llama a amigos o únete a grupos de apoyo o a un grupo relacionado con tu pasatiempo favorito.
  • Cuida tu muñón. Ponerte o sacarte la prótesis, masajear el muñón y aplicarte estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, frío o calor pueden reducir el dolor.

Recuerda que el manejo del dolor fantasma puede hacer una gran diferencia en como te sientas. Si un método no te brinda alivio, prueba otra cosa en vez de darte por vencido.

Dec. 03, 2014