Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para diagnosticar peritonitis, el médico te preguntará sobre tu historia clínica y realizará una exploración física. Cuando la peritonitis se asocia con la diálisis peritoneal, los signos y síntomas, en particular el fluido de diálisis turbio, pueden ser suficientes para que el médico diagnostique la enfermedad.

En los casos de peritonitis en los que la infección puede ser el resultado de otros trastornos médicos (peritonitis secundaria) o en los que la infección surge de la acumulación de fluidos en la cavidad abdominal (peritonitis espontánea), es posible que el médico recomiende las siguientes pruebas para confirmar un diagnóstico:

  • Análisis de sangre. Se toma una muestra de sangre y se la envía al laboratorio para comprobar si hay un recuento alto de glóbulos blancos. También se puede realizar un hemocultivo para determinar si hay bacterias en la sangre.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Es posible que tu médico quiera usar una radiografía para buscar orificios u otras perforaciones en tu tubo gastrointestinal. También se pueden usar ecografías. En algunos casos, tu médico podría usar una tomografía computarizada (TC) en vez de rayos X.
  • Análisis de fluido peritoneal. Es posible que el médico use una aguja muy fina para tomar una muestra del líquido del peritoneo (paracentesis), en especial si recibes diálisis peritoneal o tienes líquido en tu abdomen a causa de una enfermedad hepática. Si tienes peritonitis, el examen de ese fluido puede mostrar un recuento incrementado de glóbulos blancos, lo que frecuentemente indica una infección o inflamación. Un cultivo del fluido también puede revelar la presencia de bacterias.

Las pruebas mencionadas anteriormente también pueden ser necesarias si recibes diálisis peritoneal y si los médicos no están seguros sobre diagnosticarte peritonitis después de realizar una exploración física y un examen del fluido de diálisis.

March 31, 2015