Algunos tipos de medicina alternativa que pueden ayudar con la enfermedad de Parkinson son:

  • Coenzima Q10. Las primeras investigaciones sugirieron que las dosis altas de la coenzima Q10 (un suplemento ya disponible) puede ser beneficioso para las personas en los primeros estadios de la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, los beneficios parecen depender de si se toma el suplemento durante 16 meses o más.
  • Masajes. La masoterapia puede reducir la tensión muscular y promover la relajación. No obstante, estos servicios no suelen estar cubiertos por los seguros médicos.
  • Acupuntura. Durante una sesión de acupuntura, un médico capacitado inserta pequeñas agujas en muchos puntos específicos del cuerpo, lo que puede reducir el dolor.
  • Taichí. El taichí, una forma ancestral de ejercicios chinos, emplea movimientos lentos y fluidos que pueden mejorar la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza muscular. El taichí también puede evitar caídas. Varias formas de taichí están diseñadas para personas de cualquier edad o estado físico.

    Un estudio demostró que el taichí puede mejorar el equilibrio en las personas con enfermedad de Parkinson de leve a moderada más que los ejercicios de estiramiento y resistencia.

  • Yoga. En yoga los movimientos y las poses suaves de estiramiento pueden mejorar la flexibilidad y el equilibrio. Puedes modificar la mayoría de las poses para que se adapten a tus capacidades físicas.
  • Técnica Alexander. Esta técnica, que se centra en la postura muscular, el equilibrio y la conciencia sobre cómo usas los músculos, puede reducir la tensión y el dolor muscular.
  • Meditación. En la meditación, reflexionas en silencio y centras tu mente sobre una idea o imagen. La meditación puede reducir el estrés y el dolor e incrementar tu sensación de bienestar.
  • Musicoterapia o terapia de arte. La musicoterapia o terapia de arte puede ayudar a relajarte. La musicoterapia ayuda a algunas personas con la enfermedad de Parkinson a mejorar su marcha y su habla. Participar en una terapia de arte, como pintura o cerámica, puede mejorar tu estado de ánimo y ayudar a relajarte.
  • Terapia con mascotas. Tener un perro o un gato puede aumentar tu flexibilidad y movimiento y mejorar tu salud emocional.
July 07, 2015