Normalmente, los huesos son resistentes a las infecciones. Para que ocurra la osteomielitis, tiene que existir una situación que predisponga los huesos a la infección.

Cirugía ortopédica o lesión reciente

Una fractura ósea grave o una herida punzante profunda abren una vía para que las infecciones ingresen al hueso y al tejido que lo rodea. La cirugía para reparar los huesos fracturados o el reemplazo de articulaciones desgastadas pueden abrir accidentalmente el paso de los gérmenes para que ingresen a un hueso.

El implante de elementos ortopédicos es un factor de riesgo de infección. Las mordidas profundas de animales también proporcionan una vía de acceso para la infección.

Trastornos de la circulación

Cuando los vasos sanguíneos se lesionan o bloquean, al cuerpo le resulta difícil distribuir las células que combaten las infecciones para evitar que una infección menor se haga más grande. Lo que comienza como un corte pequeño puede avanzar a una úlcera profunda, y puede exponer el tejido profundo y el hueso a una infección.

Las enfermedades que deterioran la circulación de la sangre son:

  • Diabetes mal controlada
  • Enfermedad de las arterias periféricas, en general relacionada con el tabaquismo
  • Enfermedad de células falciformes

Afecciones que requieren vías intravenosas o sondas

Existen varias afecciones que requieren la colocación de tubos para conectar los órganos internos con elementos del exterior. Sin embargo, estos tubos también sirven para que los gérmenes ingresen al organismo, y aumentan el riesgo de una infección en general, lo que puede provocar una osteomielitis.

A continuación, se enumeran algunos ejemplos de las circunstancias en que se pueden usar estos tubos:

  • Tubos de máquina de diálisis
  • Sondas urinarias
  • Sondas intravenosas de largo plazo, a veces llamadas «vías centrales»

Trastornos que afectan el sistema inmunitario

Si el sistema inmunitario se ve afectado por una enfermedad o un medicamento, enfrentas un mayor riesgo de contraer osteomielitis. Entre los factores que pueden inhibir el sistema inmunitario, se encuentran los siguientes:

  • Quimioterapia
  • Diabetes mal controlada
  • Necesidad de tomar corticoesteroides o unos medicamentos llamados «inhibidores del factor de necrosis tumoral»

Drogas ilegales

Las personas que se inyectan drogas ilegales tienen más probabilidades de tener osteomielitis porque habitualmente usan agujas no estériles y no esterilizan la piel antes de las inyecciones.

Sept. 25, 2015