Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Tus opciones de tratamiento se basan en muchos factores, como la ubicación y la etapa del cáncer de garganta, el tipo de células involucradas, tu estado de salud general y tus preferencias personales. Consulta con tu médico sobre los beneficios y los riesgos de cada una de tus opciones. Juntos pueden determinar qué tratamientos serán los más adecuados para ti.

Radioterapia

La radioterapia utiliza haces de alta energía de fuentes como rayos X y protones para administrar radiación destinada a destruir las células cancerosas, ya que hace que estas mueran.

La radioterapia puede provenir de una máquina grande que se encuentra afuera de tu cuerpo (radioterapia de haz externo) o de pequeños cables y semillas radiactivos que pueden colocarse dentro de tu cuerpo, cerca del cáncer (braquiterapia).

En el caso del cáncer de garganta de etapa temprana, la radioterapia quizás sea el único tratamiento necesario. Para los tipos de cáncer de garganta más avanzados, la radioterapia puede combinarse con quimioterapia o cirugía. En tipos de cáncer de garganta muy avanzados, la radioterapia puede usarse para reducir signos y síntomas, y hacerte sentir más cómodo.

Cirugía

Los tipos de procedimientos quirúrgicos que puedes considerar para tratar el cáncer de garganta dependen de la ubicación y la etapa del cáncer. Estas son algunas opciones:

  • Cirugía por cáncer de garganta de etapa temprana. El cáncer de garganta confinado a la superficie de la garganta o las cuerdas vocales puede tratarse quirúrgicamente con endoscopia. Tu médico puede introducir un endoscopio hueco en la garganta o laringe y luego pasar herramientas quirúrgicas especiales o un láser a través de la sonda.Con estas herramientas, tu médico puede raspar, quitar o, en el caso del láser, vaporizar tipos de cáncer muy superficiales.
  • Cirugía para extirpar la totalidad o parte de la laringe (laringectomía). En el caso de los tumores más pequeños, tu médico puede extirpar la parte de la laringe afectada por el cáncer y dejar la mayor parte posible de laringe.Tu médico quizás pueda preservar tu capacidad de hablar y respirar normalmente.

    En el caso de los tumores más grandes y más amplios, quizás sea necesario extirpar toda la laringe. Por esto, la tráquea se conectará a un orificio (estoma) en la garganta para permitirte respirar (traqueotomía). Si se extirpa toda la laringe, tienes varias opciones para recuperar el habla. Puedes trabajar con un patólogo del habla para aprender a hablar sin la laringe.

  • Cirugía para extirpar parte de la garganta (faringectomía). Los tipos de cáncer de garganta más pequeños tal vez requieran extirpar solo pequeñas partes de la garganta durante la cirugía.Las partes que se extirpan pueden reconstruirse con el fin de permitirte tragar alimentos con normalidad.

    La cirugía para extirpar más de la garganta generalmente también incluye la extirpación de la laringe. El médico quizás pueda reconstruir la garganta para permitirte tragar alimentos.

  • Cirugía para extirpar ganglios linfáticos cancerosos (disección de cuello).Si el cáncer de garganta se ha diseminado hacia lo profundo del cuello, tu médico quizás recomiende una cirugía para extirpar todos o algunos ganglios linfáticos para ver si contienen células cancerosas.

La cirugía conlleva el riesgo de infección y sangrado. Otras posibles complicaciones, como dificultad para hablar o tragar, dependerán del procedimiento específico al que te sometas.

Quimioterapia

En la quimioterapia, se utilizan medicamentos para destruir las células cancerosas. Generalmente se usa junto con la radioterapia en el tratamiento del cáncer de garganta. Ciertos medicamentos quimioterápicos hacen que las células cancerosas sean más sensibles a la radioterapia. Sin embargo, los tratamientos que combinan la quimioterapia y la radiación incrementan los efectos secundarios de ambos. Analiza con tu médico los efectos secundarios que probablemente tendrás y si los tratamientos combinados ofrecerán beneficios que superen estos efectos.

Terapia farmacológica dirigida

Los medicamentos dirigidos tratan el cáncer de garganta al aprovechar los defectos específicos de las células cancerosas que potencian el crecimiento de las células.

Cetuximab (Erbitux) es una terapia dirigida aprobada para tratar el cáncer de garganta en determinadas situaciones. Cetuximab detiene la acción de una proteína que se encuentra en muchos tipos de células sanas, pero prevalece más en determinados tipos de células del cáncer de garganta.

Se están analizando otros fármacos dirigidos en ensayos clínicos. Los medicamentos dirigidos pueden administrarse en combinación con quimioterapia o radioterapia.

Rehabilitación después del tratamiento

El tratamiento para el cáncer de garganta a menudo causa complicaciones que pueden requerir trabajar con especialistas para recuperar la capacidad de tragar, comer alimentos sólidos y hablar. Durante el tratamiento para el cáncer de garganta y después de este, tu médico quizás te recomiende buscar ayuda para lo siguiente:

  • El cuidado de un orificio quirúrgico en tu garganta (estoma) en caso de tener una traqueotomía
  • Dificultades para comer
  • Dificultades para tragar
  • Rigidez y dolor en el cuello
  • Problemas en el habla

Tu médico puede analizar los posibles efectos secundarios y complicaciones de tus tratamientos contigo.

Oct. 01, 2015