Los médicos no saben con exactitud cuál es la causa del linfoma no hodgkiniano.

El linfoma no hodgkiniano ocurre cuando el cuerpo produce demasiados linfocitos (un tipo de glóbulos blancos) anormales.

En general, los linfocitos tienen un ciclo de vida predecible. Los linfocitos viejos mueren, y el cuerpo crea nuevos para reemplazarlos. En el linfoma no hodgkiniano, los linfocitos no mueren, si no que continúan creciendo y dividiéndose. Este excedente de linfocitos se acumula en los ganglios linfáticos y provoca que se hinchen.

Células B y T

El linfoma no hodgkiniano puede tener los siguientes orígenes:

  • Las células B. Las células B luchan contra las infecciones al producir anticuerpos que neutralizan a los invasores extraños. La mayoría de los linfomas no hodgkinianos se origina en las células B.

    Algunos de los subtipos de linfoma no hodgkiniano que involucran a las células B son el linfoma de linfocitos B grandes difuso, el linfoma folicular, el linfoma de células del manto y el linfoma de Burkitt.

  • Las células T. Las células T intervienen en la eliminación directa de los invasores extraños. El linfoma no hodgkiniano es menos frecuente en las células T.

    Algunos de los subtipos de linfoma no hodgkiniano que involucran a las células T son el linfoma de linfocitos T periférico, y el linfoma de linfocitos T cutáneo.

Saber si tu linfoma no hodgkiniano tiene su origen en las células B o las células T ayuda a determinar tus opciones de tratamiento.

Dónde ocurre el linfoma no hodgkiniano

El linfoma no hodgkiniano, generalmente, implica la presencia de linfocitos cancerosos en los ganglios linfáticos, pero la enfermedad también se puede extender a otras partes del sistema linfático. Por ejemplo, podría expandirse a los vasos linfáticos, las amígdalas, las adenoides, el bazo, el timo y la médula ósea. A veces el linfoma no hodgkiniano compromete órganos fuera del sistema linfático.

Jan. 28, 2016