Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Trabaja en conjunto con el médico para elaborar un plan de tratamiento que tenga en cuenta varios factores, como el estadio del cáncer, los objetivos del tratamiento, tu estado general de salud y los efectos secundarios que estés dispuesto a tolerar.

El tratamiento del carcinoma nasofaríngeo suele comenzar con radioterapia o una combinación de radioterapia y quimioterapia.

Radioterapia

La radioterapia utiliza haces de energía de alta potencia, como rayos X o protones, para destruir las células cancerosas.

La radioterapia para el carcinoma nasofaríngeo suele administrarse mediante un procedimiento conocido como «radioterapia de haz externo». Durante este procedimiento, estarás ubicado sobre una camilla y harán girar un aparato grande alrededor de ti, dirigiendo la radiación hacia el punto preciso donde puede apuntar al cáncer.

Para los tumores nasofaríngeos pequeños, la radioterapia puede ser el único tratamiento necesario. En otras situaciones, se puede combinar la radioterapia con la quimioterapia.

La radioterapia tiene el riesgo de los efectos secundarios, como enrojecimiento temporal de la piel, pérdida de la audición y boca seca.

Para el carcinoma nasofaríngeo recurrente, a veces se usa otro tipo de radioterapia, una modalidad de radiación interna (braquirradioterapia). Dicho tratamiento consiste en colocar semillas o cables radioactivos en el tumor, o muy cerca de este.

La radioterapia en cabeza y cuello, en especial, cuando se combina con quimioterapia, suele dejar llagas extensas en la garganta y en la boca. A veces, estas llagas dificultan la capacidad de comer o de beber. Si ocurre esto, el médico puede recomendar que coloquen una sonda en la garganta o en el estómago. Hasta que la garganta y la boca se recuperen, administrarán alimentos y líquidos a través de esta sonda.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento con medicamentos en el que se utilizan sustancias químicas para destruir las células cancerosas. Los medicamentos de la quimioterapia pueden administrarse en forma de tabletas o a través de una vena, o de ambas maneras. La quimioterapia puede utilizarse para tratar el carcinoma nasofaríngeo de tres maneras:

  • Quimioterapia al mismo tiempo que la radioterapia. Cuando se combinan ambos tratamientos, la quimioterapia mejora la eficacia de la radioterapia. Este tratamiento combinado se llama «tratamiento concomitante» o «quimiorradioterapia».

    Sin embargo, los efectos secundarios de la quimioterapia se suman a los efectos secundarios de la radioterapia, lo que hace que el tratamiento concomitante sea más difícil de tolerar.

  • Quimioterapia después de la radioterapia. El médico te puede recomendar la quimioterapia después de la radioterapia o después del tratamiento concomitante.

    La quimioterapia se usa para atacar las células cancerosas que queden en el cuerpo, incluso las que pudieron haberse desprendido del tumor original para diseminarse en otro lugar.

    Existe cierta controversia sobre si la quimioterapia adicional efectivamente mejora la supervivencia en personas con carcinoma nasofaríngeo. Muchas personas que se someten a quimioterapia después de un tratamiento concomitante no pueden tolerar los efectos secundarios y tienen que interrumpir el tratamiento.

  • Quimioterapia antes de la radioterapia. La quimioterapia neoadyuvante es una quimioterapia administrada antes que la radioterapia sola o antes que el tratamiento concomitante. Se necesita más investigación para determinar si la quimioterapia neoadyuvante puede mejorar las tasas de supervivencia en personas con carcinoma nasofaríngeo.

Tu médico será quien determine qué medicamentos de quimioterapia recibirás y con qué frecuencia. Los efectos secundarios que probablemente tengas dependerán de qué medicamentos recibas.

Cirugía

Por lo general, la cirugía no se utiliza para tratar el carcinoma nasofaríngeo. La cirugía puede usarse para eliminar los ganglios linfáticos cancerosos del cuello.

En algunos casos, la cirugía puede usarse para eliminar un tumor de la nasofaringe. En general, esto requiere que el cirujano haga una incisión en el techo de la boca, para acceder a la zona y poder eliminar el tejido canceroso.

Aug. 27, 2015