Los investigadores identificaron algunos factores que parecen aumentar el riesgo de desarrollar carcinoma nasofaríngeo, como:

  • Sexo. El carcinoma nasofaríngeo es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Raza. Este tipo de cáncer afecta, con más frecuencia, a personas de partes de China, el sudeste asiático y el norte de África. En los Estados Unidos, los inmigrantes asiáticos tienen un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer que los asiáticos nacidos en los Estados Unidos. Los esquimales de Alaska también tienen un mayor riesgo de padecer cáncer nasofaríngeo.
  • Edad. El cáncer nasofaríngeo puede aparecer a cualquier edad, aunque se lo diagnostica con más frecuencia en adultos de 30 a 50 años.
  • Alimentos curados con sal. Los productos químicos liberados con el vapor cuando se cocinan alimentos curados con sal, como pescado y vegetales en conserva, pueden ingresar a las fosas nasales, y esto aumenta el riesgo de carcinoma nasofaríngeo. La exposición a estos productos químicos a temprana edad puede aumentar aún más el riesgo.
  • Virus de Epstein-Barr. Este virus frecuente produce signos y síntomas leves, como los síntomas de un resfrío. A veces, puede provocar mononucleosis infecciosa. El virus de Epstein-Barr también está asociado con varios tipos de cáncer poco frecuentes, como el carcinoma nasofaríngeo.
  • Antecedentes familiares. Tener un familiar con carcinoma nasofaríngeo aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.
Aug. 27, 2015