Se desconoce la causa exacta de la narcolepsia. Puede haber muchas causas. La mayoría de las personas con narcolepsia tiene niveles bajos de hipocretina química. La hipocretina es un neuroquímico importante en tu cerebro que ayuda a regular los periodos de vigilia y sueño y los movimientos oculares rápidos (MOR).

Los niveles de hipocretina son particularmente bajos en aquellos que experimentan cataplejia. No se sabe con exactitud lo que ocasiona la pérdida de las células en el cerebro que producen la hipocretina, pero los expertos sospechan que se debe a una reacción autoinmune.

Las investigaciones indican una posible asociación con la exposición al virus H1N1 (influenza porcina) y actualmente se administra en Europa una cierta forma de vacuna contra H1N1. No se sabe aún si el virus provoca de forma directa la narcolepsia o si la exposición al virus aumenta la probabilidad de que alguien padezca narcolepsia.

En algunos casos, la genética puede tener algo que ver.

Patrón normal del sueño vs. narcolepsia

El proceso normal de quedarse dormido empieza con una fase llamada sueño de movimientos oculares no rápidos (NMOR). Durante esta fase, tus ondas cerebrales son considerablemente lentas. Después de una hora más o menos de sueño NMOR, la actividad de tu cerebro cambia y comienza el sueño MOR. La mayoría de los sueños ocurren durante el sueño MOR.

Sin embargo, en la narcolepsia puedes entrar repentinamente en el sueño MOR sin experimentar antes el sueño NMOR, ambos en la noche y durante el día. Algunas de las características del sueño MOR, como la cataplexia, parálisis del sueño y alucinaciones, ocurren durante la vigilia en personas con narcolepsia.

Sept. 01, 2015