La isquemia miocárdica se produce cuando el flujo de sangre que va al corazón se reduce, lo que impide que reciba oxígeno suficiente. La reducción del flujo sanguíneo generalmente se produce debido a una obstrucción parcial o total de las arterias del corazón (arterias coronarias).

La isquemia miocárdica, también llamada «isquemia cardíaca», puede dañar el músculo cardíaco y reducir su capacidad de bombear sangre de forma eficaz. Una obstrucción grave y repentina de una arteria coronaria puede producir un ataque cardíaco. La isquemia miocárdica también puede provocar ritmos cardíacos anormales graves.

El tratamiento para la isquemia miocárdica implica mejorar el flujo sanguíneo al músculo cardíaco. El tratamiento puede comprender medicamentos, un procedimiento para abrir las arterias obstruidas o una cirugía de bypass.

Elegir un estilo de vida saludable es importante para tratar y prevenir la isquemia miocárdica.

July 25, 2015