El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se forma en un tipo de glóbulo blanco denominado «célula plasmática». Las células plasmáticas ayudan a combatir las infecciones mediante la fabricación de anticuerpos que reconocen y atacan los microorganismos.

El mieloma múltiple hace que las células cancerosas se acumulen en la médula ósea, donde desplazan a las células sanguíneas sanas. En lugar de producir anticuerpos útiles, las células cancerosas producen proteínas anormales que pueden provocar problemas renales.

No siempre es necesario tratar el mieloma múltiple. Si no experimentas signos ni síntomas, es posible que no necesites recibir tratamiento. En el caso de que sí tengas signos y síntomas, existen diferentes tratamientos para controlar el mieloma múltiple.

Dec. 04, 2015